sábado, 21 de mayo de 2011

PIRATAS DEL CARIBE: EN MAREAS MISTERIOSAS

FICHA TÉCNICA

Título: Piratas del Caribe: En mareas misteriosas
Título original: Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides
Dirección: Rob Marshall
País: Estados Unidos
Año: 2011
Fecha de estreno: 20/05/2011
Duración: 150 min.
Género: Aventuras, Acción, Fantástico
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Johnny Depp, Penélope Cruz, Ian McShane, Geoffrey Rush, Óscar Jaenada, Sam Claflin, Kevin McNally, Stephen Graham, Gemma Ward, Greg Ellis
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Productora: Walt Disney Pictures, Jerry Bruckheimer Films

SINOPSIS

En esta cuarta aventura de la saga 'Piratas del Caribe', el pirata Jack Sparrow se encuentra, por casualidad, con una mujer con la que tuvo algo más que palabras años atrás: Angelica (Penélope Cruz). Sparrow se da cuenta de que Angelica quiere recuperar su corazón, pero no sabe en qué punto acaba el amor y dónde empieza el interés. Pronto le queda claro: Angelica le secuestra y le obliga a subir al barco de Barbanegra (Ian McShane) para indicarles el camino hacia la Fuente de la Eterna Juventud. Así pues, una vez más, nuestro amigo Sparrow está entre la espada y la pared.

CRÍTICA

Cuando se estrenó la primera entrega de Piratas del Caribe yo fuí a verla imaginando un simple espectáculo de feria, ya que no en vano es una atracción del Parque Disney lo que sirvió de base para el citado título. Pero me sorprendí al encontrarme un film que recuperaba el estilo de los films clásicos de aventuras, aparte de presentarnos a un personaje tan carismático como Jack Sparrow, que le valió incluso una nominación al Oscar a Johnny Depp. Las dos posteriores secuelas se rodaron al unísono, estrenándose con un año de diferencia, pero perdieron parte de la chispa que tuvo la primera entrega debido a la innecesaria idea de crear paralelismos entre esta franquicia y la de Star Wars, unido además a unas duraciones dilatadísimas en ambos casos.

Como el éxito acompañó ahora nos llega esta cuarta entrega, pero con cambios significativos, ya que es Rob Marshall quien dirige en esta ocasión (en lugar del Gore Verbinski de la trilogia original). Asimismo uno de los elementos más flojos de los anteriores títulos (toda la historia amorosa entre los personajes de Orlando Bloom y Keira Knightley) se ha eliminado aqui al no repetir ninguno de los citados actores. Por contra entre los nuevos fichajes tenemos como cabeza de cartel junto a Johnny Depp a una Penélope Cruz que ya parece totalmente integrada en el cine de Hollywood, bien sea en films con opciones a premio o en blockbusters taquilleros como esta película. Eso si, Piratas del Caribe 4 vuelve a pecar del mismo error que los anteriores episodios, una duración excesivamente dilatada, lo cual revierte en el resultado final.

¿Cual es el problema de En mareas misteriosas, esta cuarta entrega de esta saga? Pues aparte del citado y evidente de la duración tenemos a un Johnny Depp correcto pero repetitivo, y es que cual si fuera un chiste que te han contado ya varias veces, nada en su personaje sorprende ya porque sabemos de sobra a que nos podemos atener con él, algo que cumple en todo momento. Otro que repite es Geoffrey Rush, pero su Capitan Barbossa no tiene nada que aportar a la historia, y su presencia tendría que haber quedado relegada al primer título, el único donde su actuación se podría catalogar de adecuada y ajustada, ya que en esta cuarta entrega esta sobreactuadísimo, cual si fuera un Jack Nicholson como el visto en films como El resplandor.

Ian McShane como el famoso Barbanegra tendría que ser un villano temible (no en vano una de las frases que usan para describirlo es "el pirata al que temen los piratas"), pero no lo consigue en ningún momento, siendo totalmente superado por el Davy Jones del segundo y tercer título de la saga. Su personaje es pobre, simple y nunca da la sensación de verdadero oponente que si ofrecia el pulposo capitán del Holandés Errante antes mencionado. Pero no es lo único que no cuadra, ya que a Penélope Cruz la introducen como interés romántico para Jack Sparrow, algo que tampoco resulta acertado teniendo en cuenta la más bien nula química en pantalla entre ambos actores (pese a lo cual hay que reconocer el esfuerzo de Cruz en dotar de personalidad propia a un personaje más bien esquemático) Y mejor no me extiendo mucho en la nueva pareja romántica de este film (la sirena y el jovenzuelo) porque dejan a los previos Orlando Bloom y Keira Knightley como dioses de la interpretación.

Pese a ello tengo que reconocer que la película no es tan mala como pensaba, ya que Marshall como director del percal sigue el esquema conocido hasta tal punto que no hay muchas diferencias formales con el estilo visual de los anteriores títulos. Pero el problema es que las historias no sólo tienen que entrar por los ojos, sino dejar algún poso en la mente, algo que no consigue esta película, claramente centrada en el Jack Sparrow de Johnny Depp sin el cual no tendría razón de ser absolutamente NADA de lo que nos ofrecen. Aún así las escenas de acción resultan entretenidas, si bien no todas ellas necesarias (muchas parece que ocurran sólo porque si, sin que vengan a cuento) pero como he citado más arriba la película ES MUY LARGA, cosa de la que ya pecaban las dos anteriores, con lo cual vuelve a notarse MUCHO que le sobra al menos media hora a la película.

En cuanto al formato 3D, si bien es disfrutable en momentos puntuales, de nuevo estamos ante otro caso de película al que este formato no le aporta ningún interés extra, siendo perfectamente disfrutable al estilo de toda la vida (¿al final va a resultar que sólo James Cameron con Avatar ha sabido sacar partido de las dichosas tres dimensiones?).

LO MEJOR: Si no tienes muchas expectativas (yo iba sin ninguna) el resultado final puede ser más o menos entretenido a ratos, si bien hay momentos muy dilatados donde los personajes tienen que soltar unos diálogos insulsos y absurdos que no aportan nada, extendiendo una película que (para lo que tiene que contar) le sobra tiempo por todas partes. Eso si, el tema He's a Pirate sigue molando como la primera vez.

LO PEOR: El supuesto gancho, el personaje de Johnny Depp, ya no hace ni de lejos la misma gracia que en sus orígenes. Y si pasa eso con la figura central del film, mejor no hablamos del resto, típicos y tópicos personajes de esta franquicia donde los habituales se pasan (el citado Geoffrey Rush) y en donde los nuevos no pintan mucho, por no decir nada (caso del desangelado villano o del esquemático personaje a cargo de Penélope Cruz)

2 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Por lo que estoy leyendo, mejor que cierren el chiringuito y no hagan más secuelas, porque en vez de mejorar, van a peor.

Lástima... con lo buena que era la primera entrega.

Saludos ;)

Nerea dijo...

Yo no voy a verla precisamente, porque me parece que esta franquicia ya termino con la tres. Como dices las dos anteriores fueron muuuuuy largas, demasiado. La tres a mi ya se me hizo pesada. Me gusto que cerrasen la historia de amor de Elizabeth y Will, por eso me dio la sensacion de final tipo "bueno, Jack vivio muchas mas aventuras y demas, pero aqui lo dejamos, vale". Para mi Piratas del Caribe ya termino y esta parte la veo innecesaria.