miércoles, 28 de diciembre de 2016

GARFIELD (ON LINE y 2000-2004), SNOOPY (1975-1976), SPAWN INTEGRAL (4) y EL REGRESO DEL CABALLERO OSCURO: LA ÚLTIMA CRUZADA

Garfield y Snoopy se tratan, sin duda, de dos de las tiras cómicas más conocidas y famosas, un éxito sin duda más que merecido. En el caso del primero me he leído el recopilatorio On line así como los que recogen las tiras del año 2000 al 2002 y del 2002 al 2004, en las que se puede disfrutar de las andanzas del famoso gato creado por Jim Davis, donde vemos su particular modo de vida en el que son parte igual de importante los personajes secundarios que pueblan su universo (con Jon Arbuckle, su dueño, y Odie, el perro del mismo, como principales compañeros de peripecias y/o suplicios del hedonista felino protagonista) Mientras que el primer recopilatorio recoge las tiras a color, los otros dos lo hacen en blanco y negro, si bien el primero es más breve (no llega a las 100 páginas) frente a los tomos que son los otros dos, con más de 300.

Por su parte Snoopy es el perro de raza beagle protagonista de la tira Peanuts creada por Charles Schulz en 1950. Junto con su dueño Charlie Brown (también conocido como Carlitos) dicha obra se centra en un grupo de niños y sus particulares andanzas, que muchas veces sirven de reflejo de la propia condición humana. Sin duda un clásico entre los clásicos, la editorial Planeta está en la labor de recopilar todas las tiras originales de este personaje a lo largo de los 50 años que estuvo en activo (del citado 1950 hasta que murió su creador en 2000) en una colección de 25 tomos de los cuales ya me he leído unos cuantos, siendo el 13º el que ahora ha llegado a la biblioteca, que en este caso incluye el material entre los años 1975 y 1976. Sin duda alguna una joya del noveno arte digna de todos los méritos.

Fichas editoriales y de la biblioteca
Siendo sincero (total, ¿para que mentir?) hubo un momento en que pensé en dejar inacabada la lectura de este comic, porque me estaba resultando MUY flojo: hablo del cuarto volumen de la edición integral de Spawn, que parece haberse retrasado bastante teniendo en cuenta que los previos me los leí entre 2011 y 2012. El presente tomo recopila los números 39 al 50 de la serie original, siendo el primero de ellos algo así como un especial navideño que tengo que reconocer que me dió esperanzas de una lectura entretenida. No fue así.

Como es natural tampoco diré que sea un mal comic, e incluso entiendo (y respeto) que tenga acérrimos defensores (no en vano fue un éxito durante los años 90 del pasado siglo XX) Pero en mi caso no concuerdo ni con el estilo narrativo ni con el gráfico de Todd MacFarlane (creador de este personaje) por lo que cualquier acierto argumental (que en este tomo 4 hay unos cuantos) queda solapado por un dibujo feo, demasiado exagerado e incluso diría que confuso, y eso por no hablar de ciertos excesos de guión tan farragosos como vacios de contenido.

Por lo demás poco puedo añadir a lo que ya dije en mis reseñas del tomo 1 (por este enlace), 2 (por este enlace) y 3 (por este enlace) Ficha editorial de esta entrega por este enlace y ficha de la biblioteca de la obra con los tomos hasta la fecha (4) por este otro.

Para acabar citaré El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada, un número único que vendría a ser una precuela del clásico de Frank Miller de los años 80 (o sea, de El regreso del Caballero Oscuro), en el que asistimos al motivo de que Batman abandonara su carrera contra el crimen (la acción de este relato se supone que es una década previa a la otra), la cual viene motivada por el asesinato de Jason Todd, el Robin que tenía por aquel entonces.

¿Que aporta este comic? Pues a priori lo más llamativo son sus responsables, ya que si Frank Miller se hace cargo del guión (junto con Brian Azzarello) y John Romita Jr. es quien dibuja, estamos hablando de pesos pesados que enseguida llaman la atención de cualquier aficionado a las viñetas de superhéroes. Y puede que por tener las expectativas demasiado altas no acabe de cubrir las exigencias de muchos (entre los cuales me tengo que incluir), aunque hay que admitir que 64 páginas tampoco dan para mucho más (¿o quizás si?)

Al final esta especie de spin-off del mítico comic de Miller (que tuvo una execrable secuela años después, más la tercera y más reciente entrega que vino a presentar al pasado Salón del Comic) me dejó con una sensación parecida a la de Rogue One: una historia de Star Wars, ya que coincide en ser un hecho más o menos anecdótico del que me hacen una historia correcta pero que no me aporta nada de vital importancia (lo uno es película y lo otro comic, siendo sagas diferentes, pero coincidiendo en el poso que dejan al espectador-lector) ¿Es un comic entretenido? si, pero ¿es un comic necesario? no; por lo que sabe mal ver a artistas de renombre como los aqui citados en un trabajo simplemente normal que sabe a muy poco.