viernes, 23 de diciembre de 2011

Reseña de biblioteca: LOS MUERTOS VIVIENTES (THE WALKING DEAD) de ROBERT KIRKMAN, tomos 1 a 13 (incluye pequeños spoilers)


Por mucho que en ocasiones no me guste, soy un ser humano, y como tal en ocasiones me equivoco. Y uno de mis errores fue renunciar en su momento a esta serie en comic. Pero gracias al buen surtido que tienen en las bibliotecas de Hospitalet de Llobregat he remediado a medias el citado error leyéndome los tomos 1 al 13 de la edición española de The Walking Dead (traducida en nuestro pais como Los muertos vivientes) Ahora la duda que me queda es si comprar lo que me he leido, comprarme las ediciones en tomo de tapa dura que ha sacado Planeta y/o seguir la serie por Internet, donde hay sitios en donde se puede leer mes a mes en español, ya que hasta que no hay un arco argumental completo de unos 6 números no se traduce y edita a nuestro idioma.

¿Por qué abandoné yo la serie tras el tomo 5? Seré sincero: me parecía reiterativo. Pero esa impresión se debía a que acostumbrado a las típicas películas de zombis donde los humanos, con la excepción del héroe de turno, son mera carnaza para esos monstruos (tipo Resident Evil), yo no congeniaba con los personajes de la serie, interesándome más los ataques de los muertos vivientes (lo sé, en ocasiones soy así de simplista) Y claro, todo el mundo sabe que en The walking dead (Los muertos vivientes) lo importante son las personas, por lo que si no hay cierta empatía hacia las mismas… mal vamos. Además por aquel entonces estaba recién regresado a la afición por los comics, la cual me había venido por los superhéroes, con lo cual la supuesta normalidad de los personajes de The walking dead (y digo supuesta por las circunstancias especiales en las que viven) me parecía sosa, insípida y sin emoción.

Pero, tal y como he dicho al iniciar esta reseña, quien tiene boca se equivoca, y ha sido gracias a la serie de televisión que adapta el comic (aunque más bien habría que decir que se basa en él, ya que no suceden las mismas cosas en uno y otra) que he valorado The walking dead en su justa medida, sobretodo por la evolución de la trama (algo que, con la experiencia del tiempo transcurrido, he visto que no sucede en el universo de los superhéroes, al menos los generalistas de Marvel y DC, donde cada equis tiempo hay un retorno a los orígenes, girando siempre todo una y otra vez sobre los mismos parámetros)

Hay veces que una relectura (o revisionado) de algo hace que lo valoremos mejor: a mi ya me ocurrió con V de Vendetta, que al principio me pareció insipida, ya que por su título me imaginaba más bien una historia de mafiosos, mientras que una segunda lectura sabiendo lo que me iba a encontrar me hizo valorarla en su justa medida. En este caso las vivencias de Rick Grimes y su menguante grupo de supervivientes están muy bien narradas permitiendo palpar el desarrollo humano y personal de los personajes y las vías para enfrentarse al panorama de persecución, destrucción y muerte provocado por los zombis.

Asimismo el desconocimiento sobre las causas de la infección a nivel mundial (se supone) otorgan credibilidad a la idea inicial de su autor (Robert Kirkman), el cual ha manifestado su decepción en el género apocalíptico en su variante zombi, ya que siempre da explicaciones de los motivos que llevan a ello, cosa que si pasara algo así sería el caos lo que gobernaría, aunando la tensión por el imprevisible peligro unido al sentimiento de desamparo por el desconocimiento de las razones que han llevado a la situación en cuestión.

De todas maneras aún puede ver algún incrédulo que leyendo estas palabras se piense que estamos entonces ante una drama más que una historia de terror, pero se equivocarían de pleno: momentos gore los hay en cualquier momento, no sólo por los propios zombis (algunos de ellos con las tripas arrastrando literalmente) sino por las muertes de los personajes, la mayoría debida a la acción de estos monstruos (con lo cual imaginaros un destripamiento brutal y no iríais errados). Lo curioso es que en algunos momentos el ser humano representa ser más salvaje que los muertos vivientes, como demuestran los arcos argumentales en donde sale el Gobernador, un auténtico psicopata al que le gusta torturar y violar (como descubrirá la pobre Michionne) y por cuya acción mueren varios personajes (de entre los cuales la muerte más sentida, al menos para mi, fue la de Lori y su hija Judith) Pero el grado de salvajismo al que puede llegar el ser humano por su propia supervivencia también queda bien expresado en la acción que rodea a los caníbales que secuestran a Dale, o ya de manera más radical en lo que le hacen a ellos nuestro grupo protagonista, cosas que no se ven pero que se adivinan de una brutalidad inenarrable.

Pero no serán las únicas, ya que todo lo que acontece en la prisión tras salir de la granja de Hershel se lleva por delante a muchos miembros del grupo de supervivientes, y no siempre por la acción de los zombis, debido a que el ataque de los de Woodbury causará muchas bajas por ambos bandos. Eso dejará a Rick y su hijo Carl como únicos supervivientes (aunque luego aparecerán más) tras confiar ellos en poder llevar una nueva vida dentro de la prisión que los mantenía a salvo de los muertos pero de la que se ven obligados a huir por las circunstancias (o sea, el antes citado ataque del grupo del Gobernador) A mi modo de ver todo lo que engloba dicha acción (hasta el tomo 8) roza el excelente (y por momentos lo consigue)

Otro detalle que me ha marcado (y mucho) es la evolución y maduración de Carl, el hijo de Rick Grimes, el cual llega a un punto (debido a numerosos factores) que le hace darse cuenta de que es un embrión de aquello en lo que se ha transformado su padre. Pero pese a esos momentos de alta tensión (en especial en el tomo 9) la conversación posterior entre uno y otro les hará darse cuenta de que son las circunstancias de lo que se ven obligados a hacer para vivir, lo que les lleva a situaciones al límite (o cruzándolo) que en nuestra sociedad serian condenables; pero asumiendo que siguen siendo (pese a todo) buenas personas por el hecho de tener remordimientos por dichas acciones.

De todas maneras el (quizás) mayor mérito que puede llevarse la obra es ser la precursora de cierta tendencia a narrar apocalipsis zombis de manera más científica y más o menos realista, ya que hay otras obras en el mercado (como por ejemplo Guerra Mundial Z) que han explorado como sería una devastación de ese estilo, si bien la saga de Kirkman sería la que mejor retrata ese panorama desde un punto de vista más cercano al ciudadano de a pie, sin tender tanto hacia la generalización de la obra de Brooks.

PARA MÁS INFORMACIÓN LA WIKIPEDIA
Y SI QUIERES DESCUBRIR ESTE COMIC (O CONTINUAR LEYÉNDOLO) PASA POR AQUI

1 comentario:

juanky dijo...

yo te comente que no la dejases