viernes, 14 de septiembre de 2007

HAIRSPRAY

Ficha técnica

Dirección: ADAM SHANKMAN
Intérpretes: JOHN TRAVOLTA, QUEEN LATIFAN, MICHELLE PFEIFFER, CHRISTOPHER WALKEN, NIKKI BLONSKY, ZAC EFRON, BRITTANY SNOW, AMANDA BYNES, JAMES MARSDEN, ELIJAH KELLEY, ALLISON JANNEY, TAYLOR PARKS
Guión: LESLIE DIXON; basado en el guión de JOHN WATERS para su película Hairspray de 1988
Producción: CRAIG ZADAN Y NEIL MERON
Montaje: MICHAEL TRONICK
Fotografía: BOJAN BAZELLI

Sinopsis

Tracy Turnblad, una chica grande, con un gran peinado y un corazón aún mayor, tiene solamente una pasión: bailar. Su sueño es aparecer en "El Show de Corny Collins", el programa de baile televisado más codiciado de Baltimore. Tracy parece perfecta para el programa, a no ser por un problema no tan pequeño: no cabe. Su figura generosa siempre la ha apartado de los grupos a la moda, cosa que le recuerda continuamente su amante pero excesivamente sobre protectora madre y de generosa figura, Edna. Esto no detiene a Tracy porque si existe alguna una cosa que esta gran chica sabe, es que ella nació para bailar.

Después de cautivar a Corny Collins con su interpretación en la escuela secundaria, Tracy se gana un puesto en el show y se convierte inmediatamente en una sensación de televisión, para gran dolor de la princesa reinante del show, Amber Von Tussle y de su vitriólica madre, Velma, que lleva la estación WYZT de televisión. Incluso peor para Amber es el hecho de que no sólo es la audiencia la que adora a la nueva sensación: el amor de Amber, Link Larkin, también parece estar sucumbiendo al encanto de Tracy. El show de baile se convierte en algo personal al transformarse en una pelea amarga entre las chicas mientras compiten por la codiciada corona de "Srta. Hairspray".

Crítica
He de reconocer que cuando voy al cine tengo unas expectativas determinadas hacia lo que voy a ver. Partiendo de valoraciones del 1 al 5 pienso que tal película igual llega a esto o a lo otro y luego sólo es cuestión de si se confirma (lo esperado), si es peor de lo esperado (lo últimamente demasiado habitual) o si de repente te dan la sorpresa y resulta mucho mejor de lo esperado. La suposición que llevaba para Hairspray era de entretenida o buena. Es EXCELENTE.

Personalmente nunca he sido fan de los musicales. No reniego de ellos pero es un género que en su vertiente más canóniga (Fred Astaire o Gene Kelly) se me hace un poco anticuado, mientras que en sus vertientes más famosas (Grease, Fiebre del Sábado Noche) se me hace atractivo en cuanto a canciones pero siendo films con bastantes altibajos. Y en sus ejemplos más recientes (por ejemplo Chicago) creo que consiguen resultados simplemente correctos pero no especialmente destacables. Sólo cuando quizas se rompen un poco los esquemas del género, aún manteniéndolos, la cosa se hace más interesante (de hecho esta frase la cito a colación de la película de South Park, que en parte se puede considerar un musical por la gran cantidad de canciones que tiene… aunque bastante irreverentes)

Fuera de esta clasificación quedarian quizás los musicales de Disney, porque en la mayoría de casos el resultado ha sido bastante bueno pero el género de animación no tiene las cortapisas de la acción real: mientras que en una película de dibujos animados no tiene porque discutirse que un personaje se ponga a cantar de repente sin motivo aparente ese margen es más difuso en los musicales de acción real, donde como mínimo se espera cierta lógica en que de repente se ponga a entonar una canción.

Con esta introducción no quiero decir que Hairspray tenga un argumento de Oscar o unas justificaciones lógicas para que los personajes se pongan a cantar. PERO NO IMPORTA porque la película es alegre y simpática desde el principio, hablen los personajes o canten. Y todo ello dentro de un homenaje a los años 60 que quizás se queda en la parte estereotipada de los mismos (la película tiene quizás el altibajo más notable cuando se introduce la manifestación por la integración racial) pero que rebosa una impresionante alegria y jovialidad de principio a fin.

Lo que pasa que una película no puede ser sólo estado de ánimo, ha de tener algo más. Y aquí es bastante más. La estética de los años 60 está muy bien conseguida, no sólo porque no se buscaba una recreación 100% fidedigna, sino porque en el fondo se da una imagen idealizada de los mismos al estilo de la vista en la parte que transcurre en el pasado del primer Regreso al Futuro. Y a todo eso ayudan unos actores verdaderamente geniales en sus personajes DEL PRIMERO AL ÚLTIMO: John Travolta como mujer gorda está divertidísimo, así como un (al principio) insípido Christopher Walken como su marido, Michelle Pfeiffer hace una villana realmente simpática dentro de sus desmedidas ambiciones para encumbrar a su hija, el famoso Zac Efron (por el éxito de High School Musical) hace un papel que en su esquema puede recordar al del propio Travolta en Grease. La sorpresa de la película es la protagonista, Nikky Blonsky, todo un descubrimiento CUYA ACTUACION ES DE LO MEJORCITO DE LA PELÍCULA ya que desde el primer momento que aparece en pantalla conectas con su personaje y las ilusiones del mismo. Y atención también a la guapísima Amanda Bynes (la amiga de la protagonista). Y eso citando sólo a algunos de ellos porque realmente no puedo decir que hubiera algún actor que desentonara con el resto.

Porque, en resumidas cuentas, la adaptación que ha realizado Adam Shankman del argumento de la película original de John Waters es perfecto: desde el primer momento en que suena una canción uno queda encandilado por una música que te atrapa, no sólo ya por su frenético ritmo sino por el desparpajo de sus incisivas letras o por la espectacularidad de la puesta en escena y de las coreografias de la mayoria de ellas. Y todo ello con un argumento sencillo: como el baile consigue romper los arcaicos arquetipos de la clasicista sociedad de Baltimore de los años 60. El resultado final es una película que tendría que estar recomendada para subir el estado de ánimo de toda persona alicaida, porque desde luego sales del cine mucho más contento de lo que entrastes. Y encima habiendo visto una película realmente magnífica.

LO MEJOR: Casi todas las canciones, las espectaculares coreografias, la recreación (quizás un tanto idílica) de los años 60, los actores (sobretodo los jóvenes y en especial la protagonista, Nikky Blonsky) y el argumento (sencillo pero perfectamente resuelto).

LO PEOR: Pequeños altibajos (como la manifestación racial) o que los actores más veteranos (aún cantando bien) haga que se note tanto la diferencia con los jóvenes.

4 comentarios:

Pliskeen dijo...

No se porque pero a mí esta película me echa para atrás.
Conste que me gustan los musicales (a mí los clásicos los que más) pero el aspecto de la película, tanto colorido, Travolta travestido (realmente era necesario?), los protagonistas tan tan tan jóvenes...no sé, no me acaba de convencer.

He leído buenas críticas de ella, así que la dejo para verla en casa en un futuro no muy lejano.

Saludos ;)

Las Entidades dijo...

Hombre, en la versión original también era un travesti el que hacía el papel de madre (en aquel caso Divine, el ojito derecho de John Waters)y los protas también eran jóvenes, así que tampoco iban a cambiarlo ahora.

Aunque a mi lo único que me echa p'atrás de esta peli es ese tono tan idílico de los años 60, algo que no estaba tan presente en la obra original.

Pliskeen dijo...

Bueno, no concebía el comentario desde la comparación, sino por la propia película en sí.

A eso me refería con "el aspecto de la película", al tono idílico.
Aunque tp llegaría compararlo con el de "Regreso al futuro".
Ésta parece más bien una versión bañada en tonos pasteles y mucho edulcorante. De ahí la incerteza a que me pueda causar cierta indigestión xD

;)

Ariadna dijo...

Hola!
He llegado aquí por casualidad, buscando en el google cosas sobre la anterior versión, jeje.

Fui ayer a verla al cine y estoy emocionadisima!! Desde que empezó sólo tenía ganas de levantarme del asiento y ponerme a cantar y bailar. Me encantó todo, las canciones, las coreografías, el vestuario, el maquillaje, la ambientación... todo. Y los actores geniales. Travolta me despierta sentimientos contradictorios, a ratos me encantaba y a ratos no me lo creia, pero en general, genial.

Como tú dices, es una píldora contra el decaimiento!! Estoy que no paro de cantar y sonreir!! jajaja

Saludos!!!