sábado, 28 de abril de 2012

LOS VENGADORES de JOSS WHEDON, los héroes más poderosos de la Tierra en la mejor película MARVEL hasta la fecha

FICHA TÉCNICA 

Título: Los Vengadores
Título original: The Avengers
Dirección: Joss Whedon
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 27/04/2012
Duración: 142 min.
Género: Aventuras, Acción, Ciencia ficción
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Chris Evans, Jeremy Renner, Cobie Smulders, Samuel L. Jackson, Stellan Skarsgård, Gwyneth Paltrow, Paul Bettany
Guión: Joss Whedon
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Productora: Marvel Enterprises, Marvel Studios

SINOPSIS 

Algunos de los grandes iconos de Marvel como Iron Man (Robert Downey Jr.), Hulk (Mark Ruffalo), Thor (Chris Hemsworth), Capitán América (Chris Evans), Ojo de Halcón (Jeremy Renner) o la Viuda Negra (Scarlett Johansson), se unen en 'Los Vengadores' para hacer frente a un enemigo que amenaza con destruir la paz mundial. Los superhéroes están coordinados y dirigidos por Nick Fury (Samuel L. Jackson), de quien depende evitar el mayor desastre de todos los tiempos.

CRÍTICA

Dentro del cine de superhéroes hay de todo y para todos los gustos, pero mientras que la mayoría de títulos pueden ser entretenimientos más o menos conseguidos, muy pocos han conseguido brillar en el trasvase de la viñeta a la pantalla, consiguiendo dar al espectador algo del espíritu con el que esos personajes nacieron en los comics. El film fundacional se podría decir que fue el Superman de Richard Donner, que en 1978 consiguió hacernos creer en nuestras infantiles mentes que de verdad el hombre podía volar (y lo dice uno que la vió en televisión años después, aunque ya voy camino de los 40) y convirtió al gran Christopher Reeve para toda la eternidad en el mejor rostro posible para el famoso superhéroe de DC.

Tras el conocido kryptoniano el relevo fue para Batman, que tuvo su prueba de fuego en 1989 de la mano de Tim Burton, en un film muy destacado dentro del estilo habitual de su director, que pretendía hacer olvidar el cachondeo que la serie de televisión de los 60 había asociado al famoso justiciero de Gotham City. Lo curioso de esto fue que mientras que los dos máximos pilares de DC navegaban por las salas de cine en sucesivas secuelas de calidad cada vez peor, los más conocidos de Marvel lo hacían en subproductos de calidad ínfima (sirva como ejemplo el Spiderman de Nicholas Hammond o Los 4 Fantásticos de Roger Corman) Pero eso iba a cambiar...

Aunque tenemos el anticipo de Blade en 1998, hay que reconocer que el verdadero boom vino con los sucesivos éxitos de los X-Men de Bryan Singer y los primeros Spiderman de Sam Raimi, películas que por fin hacían justicia a tan carismáticos personajes, lo que provocó un aluvión de films de superhéroes Marvel, todos ellos de mayor o menor calidad, de mayor o menor entidad, pero que no acababan de reunir ese "puntillo" para dejar satisfecho a todo el mundo (y es que según que licencias se tomaban, como el Kingpin negro de Daredevil, eran para clamar al cielo...)

Como el éxito logrado les funcionaba a los estudios a los que Marvel había vendido los derechos de sus personajes, seguramente pensaron que ellos también podían meterse en el meollo, algo que llevan haciendo desde hace pocos años con un estilo de film en el que se nos presentaban a diferentes personajes de la editorial (Iron Man, Thor, Capitán América,... ) con guiños argumentales de que preparaban algo GRANDE, la unión de todos ellos en el mítico grupo de Los Vengadores. Tras muchos rumores, noticias, preámbulos y demás por fin tenemos aqui el resultado final, que creo que solo se puede definir con una palabra: EXTASIS.

Joss Whedon ha sido el MEJOR director posible para un film como este, ya que estamos hablando de un aficionado que conoce bien estos superhéroes, y sabe como tratarlos y equilibrarlos (lo más dificil del conjunto) para que no haya alguno que sobresalga por encima del resto. Y es que estando en el grupo el Iron Man de Robert Downey Jr. se corría el riesgo de darle mayor protagonismo a él, por el hecho de ser sus films los más destacados, algo que afortunadamente no ocurre. Eso no impide que los momentos más simpáticos sean para él, por aquello de que en un grupo siempre suele destacar el más chistoso, lugar perfecto para Tony Stark.

Previo a una batalla final que solo se puede calificar de ANTOLÓGICA y que sin duda provocará (a mi me lo hizo, y eso que no soy fan de toda la vida) un EXTASIS FRIKI muy intenso, Whedon juega con uno de los clásicos argumentos de los comics, que es el enfrentamiento entre dos superhéroes hasta que se juntan en pos de combatir a un enemigo común. Eso nos ofrece choques intensos entre Thor contra Iron Man, Capitan América contra Thor, Hulk contra la Viuda Negra, Hulk contra Thor, etc., hasta que una acción que provoca una muerte en el grupo (que aún siendo secundaria consigue ser emotiva) haga que este al final se forme.

Pese a todo, y teniendo en cuenta la moda actual tipo Transformers, se corría el riesgo de lanzar una avalancha de CGI en la pantalla que dejará apabullados a los espectadores pero en donde los personajes fueran simples marionetas (ya ha pasado con otros superhéroes) pero la sorpresa que nos da este blockbuster es que no solo es ENTRETENIDO (y eso pese a rozar las dos horas y media de duración) sino que tiene una historia que contar y unos personajes que desarrollar en un guión donde se nota la mano del director (recordemos que Whedon ha sido guionista para Marvel en Astonishing X-Men por ejemplo)

En cuanto a los superhéroes que conforman el grupo he de decir que no me declaro fan de ninguno (yo soy más de Spiderman y personajes solitarios) pero no puedo decir NADA en contra de ninguno de ellos, ya que los actores consiguen hacer suyos a estos personajes, cosa de la que dieron muestra en sus respectivos films de presentación previos (aún me recuerdo de la grata sorpresa que fue para mi el año pasado la película del Capitán América, pese a que ni el personaje ni el actor eran de mis preferidos; por no hablar del Iron Man al que Robert Downey Jr. ha conseguido darle el carisma perfecto como su alter-ego Tony Stark) Asimismo hay otros (caso de Viuda Negra, Nick Furia o el agente Coulson) que consiguen destacar más aqui que en donde fueron presentados (si bien se podrían calificar más bien de cameos sus anteriores apariciones)

En el apartado técnico los efectos visuales son de primer orden, si bien en la destrucción final pueden recordar a la saga Transformers (por aquello de los vehículos con los que se mueven los Chitauri, el ejéricito de Loki) En cuanto a este, visto ya como villano en Thor, hay que reconocer que funciona muy bien en este film (a lo que ayuda un inspirado Tom Hiddleston dándole vida), sirviendo como motivo para la unión de personajes al igual que pasó en las historias iniciales del grupo en los comics.

A la espera de como será el reboot arácnido de The Amazing Spiderman y el final de la trilogia Batman a cargo de Christopher Nolan, el primero de este trio de films de superhéroes que tendremos este verano se nos presenta como LA MEJOR PELÍCULA MARVEL hasta la fecha, con un perfecto equilibrio entre acción, humor, emoción, personajes con carisma, efectos especiales de primer nivel y desarrollos argumentales coherentes. No será una película perfecta, pero desde luego cuando se consigue una fusión entre las viñetas y la pantalla como la orquestada aqui por un genial Whedon, el resultado final sólo tiene una palabra: EXCELENTE.

LO MEJOR: Si eres lector de comics de superhéroes ver esto en una sala de cine tan solo se puede calificar de sueño hecho realidad (y si encima está bien hecho, como es el caso, pues más que más)

LO PEOR: Pequeños detalles secundarios, que quedan perfectamente tapados por un conjunto brillante.

LOS CAMEOS: Destacar el ya clásico de Stan Lee, hacia el final, así como el de cierto personaje cósmico tras los títulos de crédito generales. 

3 comentarios:

Merrick dijo...

Curioso que no te hayas parado un poco en Hulk en la reseña, siendo que roba algunos de los mejores momentos de la película. Concretamente, uno de ellos ha levantado aplausos (y carcajadas) en el cine.

Por lo demás, totalmente de acuerdo con tu reseña.

Paolo dijo...

Muy bueno el artículo, excelente crítica desde un punto que uno no se pone la camiseta. La vi anoche y me encantó. Lo único que reniego del cine es que me cortan ni bien empiezan los créditos y no puede ver el final post créditos.

Chacal dijo...

Lo de Hulk son momentos puntuales que estan bien, pero ¿se podría con ellos llenar una película? Lo digo porque Mark Ruffalo ya es el tercer Bruce Banner y todos sabemos las discrepancias que tuvieron las dos películas con Eric Bana y Edward Norton. Es más, no me quejo de Ruffalo, pero ¿os imaginais a Norton en su papel? Por eso no cité mucho a Hulk en mi crítica, para no echar mano de la discrepancia sobre que actor ha sido mejor Bruce Banner (otra cosa, y esa si que es cierta, lo que mola ver a Hulk desatado y machacando cosas)