viernes, 20 de mayo de 2016

DOS BUENOS TIPOS, una muy simpática "buddy-movie" setentera

Viendo (y disfrutando) Dos buenos tipos lo primero que se le viene a la mente al espectador serían las "buddy movies" que triunfaron en los ochenta y noventa, con la saga de Arma Letal a la cabeza. De hecho el guionista de la citada saga (Shane Black) es el director de este film, donde de nuevo el mayor acierto radica en el contraste que hay entre su duo protagonista, en este caso unos notables Russell Crowe y Ryan Gosling, cuya evidente química en la pantalla ayuda a que el resultado final sea más simpático de lo esperado (admito que no había prestado mucha atención al material promocional previo por lo que asistí al cine sin ideas preconcebidas y con ánimo de, como mínimo, entretenerme, llevándome a cambio una grata sorpresa mejor de lo esperada)

Cual si fueran los clásicos Starsky y Hutch (y no es dificil ver el guiño hacia los mismos) la historia nos situa en 1977, y nos cuenta como el más bien inepto detective privado al que da vida Gosling tendrá que aliarse con el matón a sueldo a cargo de Crowe para lograr solventar una trama que comienza con la búsqueda de una chica desaparecida y que luego se complica con una película porno que parece esconder una crítica contra el capitalismo promovido por las más altas instancias de la ciudad (como dicen en un momento dado: ¿estamos buscando una película porno donde lo que importa es el argumento?, una ironia que se puede admitir tan viable entonces como ahora)

Hay que destacar la muy acertada ambientación de este film, que nos situa sin problemas en esa época en la que la industria porno emergía, en la que estaba reciente lo del Watergate de Nixon (que sirve además para una de las multiples guasas que abundan en sus casi dos horas de metraje) y en que el capitalismo empezaba a dominar a la sociedad de consumo (ya estaban a la vuelta de la esquina los años 80 y todo lo que trajeron con ellos) Dicho viaje al pasado se desarrolla con evidente nostalgia por parte de su director y mucho cinismo por parte de sus dos protagonistas, que se ven como los últimos reductos de un estilo de vida pasado de moda (lo que resulta irónico por lo retro que se ve ahora ese tono de hace cuatro décadas visto desde el momento actual)

De todas maneras se denota humanidad en este duo de personajes, sobretodo a través de la retoña del detective a cargo de Gosling, siendo la relación que comparten de padre e hija la que ofrece algunos de los momentos más acertados, ya que una muy apropiada Angourie Rice consigue estar a la altura de los dos veteranos actores que encabezan el presente título, estableciendose en ocasiones (dentro de la trama detectivesca) una simbiosis paternofilial parecida a la que había entre la sobrina del Inspector Gadget y el citado policia. Eso deja claro que ambos personajes no son héroes 100% íntegros (tienen sus vicios y sus errores), pero aún así consiguen transmitir una inmediata empatía al espectador, que enseguida congenia con ellos (al verlos humanos y no meros estereotipos)

Destilando sarcasmo en sus ingeniosos monólogos, uno podría imaginar a este duo en algún título de Tarantino (¡ojo a la escena onírica con un insecto!) a lo que ayuda bastante la alegre autoironia con la que Crowe y Gosling se enfrentan a sus personajes, en un guión repleto de hilarantes diálogos que logran elevar por encima de la media de este tipo de películas a un film que busca en todo momento caer simpático, hecho que lograron conmigo totalmente (no en vano estamos ante una película que creo que conectará muy bien con aquellos que vivimos nuestra infancia más o menos en el momento en que se ambienta la acción de la misma, por su claro efecto nostálgico)
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 10 de junio de 2016
  • LAS CURIOSIDADES: Casi dos décadas después de L.A.Confidencial se vuelven a reunir en este film dos de sus actores principales: Russell Crowe y Kim Basinger (esta última en un papel secundario) Además (¡y que gratos recuerdos de mi infancia!) es una escena se ve el mítico videojuego Pong, famoso en aquellos años gracias a Atari (y que con los actuales juegos se ve totalmente prehistórico)
  • LO MEJOR: La notable química que se establece entre los dos actores protagonistas, haciéndose evidente en la simpática autoironia con la que enfocan sus respectivos personajes (sin olvidar a la joven hija en la ficción de Gosling, una actriz adolescente que ya apunta maneras), en una buddy movie que mira al pasado con nostalgia pero sin perder el humor más cínico y sarcástico.
  • LO PEOR: Lo evidente en que te hueles "algo raro" con el personaje de Kim Basinger (y no digo más por ser spoiler)