viernes, 10 de marzo de 2017

LA BELLA Y LA BESTIA (2017), no era necesaria pero se deja ver bien

Entre finales de los ochenta y principios de los noventa la Disney logró un nuevo renacer con una serie de títulos de animación que no solo gozaron del beneplácito del público sino que también del de la crítica, siendo el más emblemático de ellos el de La bella y la bestia en 1991, que logró incluso ser la única película de animación nominada al Oscar a mejor película (antes de que la animación tuviera su propio galardón en dichos premios) Con el resurgimiento que ha habido de títulos que reinterpretan cuentos clásicos en acción real que se inició con la Alicia en el Pais de las Maravillas de Tim Burton ya se realizó una nueva versión francoalemana de la presente historia que se estrenó en 2014, pero que tan solo hacia añorar el film original de Disney. Ahora son ellos mismos los que llevan a cabo un remake con un llamativo plantel actoral al frente del cual situan a una Emma Watson que encarrila su carrera tras ser la Hermione Granger de la franquicia Harry Potter.

La citada moda de volver a contar las mismas historias tan solo que con pequeños retoques ha tenido resultados dispares, pero la misma le está resultando rentable a la Disney al apoyarse en la nostalgia de su amplio catálogo de clásicos animados, y que el año pasado obtuvo buenos resultados con la nueva versión de El libro de la selva, que incluso logró un merecido Oscar a los mejores efectos visuales. En esta nueva versión de La bella y la bestia hay que reconocer que lo que deslumbra visualmente sería su diseño de producción, siendo en ese aspecto muy similar al de la Cenicienta de Kenneth Branagh.

En mi caso tengo que agradecer el haber asistido al pase del film en versión original subtitulada, ya que ello me permite no solo escuchar las dotes cantoras de Emma Watson (que se decantó por trabajar en esta película frente a la oferta que tuvo para LaLaLand en el papel finalmente interpretado por Emma Stone) sino que he podido disfrutar de las voces originales de Ewan McGregor, Ian McKellen, Stanley Tucci y Emma Thompson, ya que ellos son parte de los objetos que conviven con la Bestia y que conforman los simpáticos secundarios de la historia original que todos recuerdan (no diré cual es cada uno porque la gracia está en descubrirlo, aunque logicamente solo se les verá fisicamente en el tramo final) Eso si, justo es admitir que los nuevos temas musicales no aportan nada de especial relevancia al film, siendo los clásicos los que mejor funcionan... aunque también con matices.

Una de las escenas más recordadas del título animado de 1991 es el famoso baile de la pareja protagonista mientras suena el tema "Bella y Bestia son" (en su traducción al castellano) Ese momento también está aqui, pero a diferencia de lo que en el original era más fluido y natural, en esta ocasión se ve como "forzado", lo que me dejó un tanto insatisfecho (pero en compensación pude escuchar en una sala de cine la citada melodía, ya que el título original lo ví por primera vez en video, siendo de esas canciones míticas que siempre enamoran, sea luego mejor o peor el resto del conjunto) Porque lo que nadie puede discutir es lo innecesario de muchos remakes que se llevan a cabo, sobretodo (como ocurre aqui) cuando la película original no es tan antigua (aunque en el caso que nos ocupa sería evidente porque le sirve a la Disney para reverdecer sus éxitos de antaño)

En un momento en que el metraje de las películas se suele inflar de manera más o menos innecesaria, esta nueva versión de La bella y la bestia sería un ejemplo de ello, pero aunque esos citados añadidos funcionan en mayor o menor medida, tampoco aportan nada más allá de detalles secundarios como por ejemplo sobre la madre de la protagonista o los gustos literarios de Bella (que más tópicos no pueden ser: el Romeo y Julieta de Shakespeare) haciendo que lo que en el original nos narraban en 85 minutos aqui se dilate hasta los 130. Entre esos añadidos uno de los más ridículos viene a colación por la supuesta inclusión de un personaje gay en el film (LeFou, el secuaz de Gastón) lo cual parece tan solo un calculado ardid para levantar expectación por el film y aumentar su rentabilidad en taquilla, siendo tan solo un recurso MUY superficial.

La sensación final que me queda de esta nueva versión de La bella y la bestia es que estamos ante un nuevo ejemplo de revisión innecesaria (porque los detalles nuevos poco importante aportan) pero que está resuelta de manera más o menos entretenida aunque sin la notable genialidad de la película original. Apoyada por un llamativo reparto estelar (recomiendo verla en versión original subtitulada) hará sin duda recordar, aunque para nada olvidar y mucho menos superar, la mítica cinta animada de 1991.  
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 17 de marzo de 2017
  • LO MEJOR: Tiene un fastuoso diseño de producción y en si es una película entretenida con un reparto actoral muy destacado.
  • LO PEOR: Es el enésimo ejemplo de remake que no hacia falta, pero mientras tengan su público seguirán fabricándose más.