domingo, 9 de diciembre de 2007

MR.BROOKS, a mi modo de ver el mejor asesino de los últimos años

Desde que estoy apuntado como medio de prensa en las distribuidoras de cine de España desde el pasado verano tengo que decir que estoy contento por toda la información a la que tengo acceso (la cual comparto con vosotros por aqui, como por ejemplo con los pressbooks) pero también fastidia porque hay una grandísima cantidad de pases de prensa a los que podría acudir para ver en primicia las películas y luego comentarlas a los que no puedo acudir, porque son todas sesiones matinales en dias laborables y en esos momentos yo estoy trabajando (esta próxima semana me pierdo el de Soy Leyenda, que tendré que esperarme a ver cuando la estrenen).

Eso no quita para que teniendo la oportunidad de conseguir ver alguno por internet lo haya aprovechado. Yo soy el primero en decir que ver las películas en la pantalla del ordenador no me convence, pero como mínimo ese sistema me ha servido para darme cuenta de lo que no merece la pena que me gaste dinero por ello (Invasión, Resident Evil 3, 30 días de oscuridad) y lo que si (Shoot'em Up, Habitación sin salida, 1408, El tren de las 3:10, Mr.Brooks) teniendo la idea de repetir en cine (cuando las estrenen) todas las películas que si me han convencido. Eso hice en su momento con Shoot'em Up así como la semana pasada con Habitación sin salida. Y esta semana la que he visto ha sido Mr.Brooks.

Poco tengo que añadir a lo que ya dije en su día, pero el motivo de este post es simplemente para citar la profunda fascinación que ha despertado en mi el personaje encarnado por Kevin Costner. Desde luego que en un género tan trillado como el de los asesinos me atrevería a decir que el Mr.Brooks encarnado por el famoso actor es uno de los mejores vistos en los últimos años, probablemente porque a diferencia de asesinos que se comportan como autómatas o robots (citar el Michael Myers de Halloween y su gran infinidad de derivados) el protagonista de esta película es un asesino ético, una persona que sabe que lo que hace está mal pero aún así no puede resistirse a hacerlo. La interpretación de Kevin Costner para hacer creible eso es simplemente magnífica, a lo que ayuda mucho las conversaciones con su alter-ego malvado, encarnado por William Hurt.

La lastima (vuelvo a insistir en ello) es quizás que la película no está a tono con el personaje, algo que se nota mucho con el personaje encarnado por Demi Moore, simplemente correcto frente a la complejidad psicológica y el interés que despierta el protagonista principal. Con eso no quiero desmerecer al film (muy entretenido y perfectamente recomendable para casi todo tipo de público) sino por el hecho de que el resultado final (algo de lo que me he percatado más tras este segundo visionado) es más como una producción televisiva de lujo que no como un producto cinematográfico.

Aún así insisto en recomendar esta película (que estrenada casi medio año después que en USA, y enmedio de los estrenos navideños, puede verse relegada a un segundo plano) ya que sin ser una obra maestra ni un peliculón, es un film digno y del que puede salir uno del cine satisfecho de haber visto una película entretenida con un personaje principal que (personalmente) creo que es el mejor asesino visto en cine en muchos años.