viernes, 16 de septiembre de 2016

BRIDGET JONES' BABY, la nostalgia no siempre funciona

Ante el estreno de una secuela la duda siempre suele ser si la misma era necesaria. En el caso que nos ocupa se trata además de una muy tardía, ya que el film previo fue hace ya 12 años (y el inicial hace 15) Pero si la misma autora ya hizo una continuación literaria hace un par de años, ¿porqué no hacer la película correspondiente, aprovechando que la carrera de su protagonista ha sido más bien anódina fuera de este personaje? Pues no, lo primero de todo sería dejar bien claro que el ¿argumento? de esta Bridget Jones' baby va por libre, aunque dejan las puertas abiertas a que esa tercera entrega literaria (Bridget Jones: loca por él) sea la base para una hipotética cuarta película.

El primer error que tiene esta película sería la duración: si los previos que SI adaptaban material literario rondaban los 105 minutos, este dura más de dos horas (122 minutos), y teniendo en cuenta su MUY BÁSICA sinopsis (Bridget Jones se queda embarazada y no sabe cual de sus dos galanes será el padre de la criatura) está claro que le sobran minutos (de hecho Colin Firth ya tuvo que lidiar con una premisa muy similar en Mamma Mia!, la cual si tenía un metraje adecuado y no estirado) Pese a ello no se puede decir que sea una decepción, pero su mera existencia no la hace una necesidad, aunque en la actualidad en que la nostalgia es material mercantilista, intentar repetir un éxito del pasado parece que sea el desesperado deseo de todo productor... y no siempre con acierto.

Aunque la propia autora del personaje haya colaborado en el guión de este tercer episodio en pantalla, admito que me gustó más la novela, que aunque planteaba un giro que dejaba a nuestra protagonista viuda y con dos hijos, al menos si daba la sensación de ser algo diferente, lo que no ocurre con este film. El inicio de esta película parece dejar decidido el destino de uno de los puntos del triángulo amoroso que destacó en las dos películas anteriores, lo que me hizo pensar que se optara por una adaptación no del todo fiel pero que recuperara algo de su esencia (que no fuera literal al 100% pero más o menos algo parcial) Como podeis suponer eso no es así, centrándose toda esta película en como actuan los hipotéticos padres de la criatura de Bridget en unas escenas con mayor o menor acierto pero que suenan a más de lo mismo y algo ya visto hasta la saciedad.

Sin caer en spoilers digamos que se añora al personaje de Hugh Grant, cuya ausencia queda justificada con cierto acto al inicio de esta película que tiene su reverso al final (y que por eso digo que deja las puertas abiertas a que el tercer libro pueda ser la cuarta película) siendo demasiado típico y tópico su "sustituto" (Patrick Dempsey), que parece encarnar ese supuesto ideal de belleza que buscan todas las mujeres (unido a que encima es millonario, con lo cual lo tiene todo: guapo y con dinero) No le niego sus momentos acertados, como cuando en las clases pre-parto hace creer que los dos supuestos padres son una pareja gay (para así justificar la presencia de ambos allí), pero en todo momento uno piensa como habría abordado el personaje Hugh Grant, cuyo caracter más arrogante chocaba más (y divertía más) con la seriedad del Mark Darcy de Colin Firth (dicen que Grant desechó participar porque el guión que leyó no le convencia)

Otra co-autora del libreto de este tercer título de esta saga es Emma Thompson, aunque lo más destacado de ella sería su papel como sarcástica ginecóloga de Bridget. En cuanto al resto de secundarios digamos que todos ellos cumplen con sus esquemáticos papeles aunque si muchas de esas escenas se hubieran quedado en la sala de montaje, ello habría agilizado el resultado final (y para muestra las de los padres de la protagonista, del todo prescindibles) Pero ya digo que lo que vende es la nostalgia, y aunque soy el primero en defenderla, han errado insistiendo en el arquetípico triángulo amoroso ya visto hasta la saciedad (y el inverosimil de Dempsey tampoco ayuda que digamos) cuando la adaptación del tercer libro al menos no hubiera dado la sensación de ser más de lo mismo como ocurre aqui, ya que parecen querer buscar desesperadamente lo que triunfó hace ya 15 años... y el mundo (y la sociedad) ha cambiado desde entonces. 
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 16 de septiembre de 2016
  • LO MEJOR: Renée Zellweger demuestra que no hay otra Bridget Jones posible que no sea ella, destacaría también a ese buen actor que es Colin Firth, aunque la sorpresa la da el papel secundario de ginecóloga que tiene la actriz Emma Thompson (también co-autora del guión de esta secuela) que se convierte casi en lo más destacado de la misma
  • LO PEOR: Es demasiado larga para su SENCILLÍSIMA sinopsis argumental (le sobran de 15 a 20 minutos) y se añora mucho a Hugh Grant ya que Patrick Dempsey no está a la altura, con un personaje que es una sucesión de tópicos y clichés de galán de comedia romántica añeja.