martes, 25 de febrero de 2014

LAS AVENTURAS DE PEABODY Y SHERMAN, ¿un perruno DOCTOR WHO?

FICHA TÉCNICA

Título: Las aventuras de Peabody y Sherman
Título original: Mr. Peabody and Sherman
Dirección: Rob Minkoff
País: Estados Unidos
Año: 2014
Fecha de estreno: 07/03/2014
Duración: 92 min.
Género: Comedia, Animación, Aventuras
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Ariel Winter, Allison Janney, Ty Burrell, Stephen Colbert, Stephen Tobolowsky, Karan Brar, Adam Alexi-Malle, Ellie Kemper
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: 20th Century Fox

SINOPSIS

Los personajes de la serie animada de los 60 The Rocky and Bullwinkle Show, Mr. Peabody y Sherman, se cuelan en la gran pantalla adquiriendo una nueva dimensión 3D. En esta ocasión el perro parlante más inteligente del mundo, Mr. Peabody y su mascota Sherman, un enérgico niño bastante ingenuo, se adentrarán en nueva una aventura determinante en el curso de la historia universal. Cuando Sherman desastrosamente avería la máquina del tiempo, la peculiar pareja se ve obligada a recomponer los hechos y arreglar la máquina antes de que sea demasiado tarde y el continuo espacio-tiempo se destruya afectando irreparablemente a nuestra existencia.

CRÍTICA

La animación actual ha crecido a un ritmo tan vertiginoso que muchas son los films que se nos presentan en cartelera a lo largo del año, con suerte desigual en taquilla así como un resultado final que puede ir desde lo excelente a lo infantiloide. Dentro de la animación más destacada, tanto por calidad como por éxito, estan las películas de Pixar, "espejo" en el que se han mirado muchas de las producciones que han llegado detrás, aparte de los clásicos de la Disney tanto en animación tradicional (por ejemplo El Rey León) como digital (por ejemplo Frozen: El reino de hielo)

Desde la citada obra maestra de 1994 (El Rey León) llega el director Rob Minkoff, quien tras probar suerte dentro del cine infantil (Stuart Little y su secuela) y de aventuras (El reino prohibido, con Jackie Chan y Jet Li) vuelve con este título a los terrenos de la animación (aunque digital, y ya no tradicional) adaptando unos personajes que reconozco no conocer de unos viejos dibujos animados educativos de los años 50 que ignoro tan siquiera si tuvieron algún tipo de distribución en nuestro pais (¿les suena a los más veteranos?)

Ante unas expectativas medias uno de los incentivos que le ví a esta película fue esa premisa de inicio (que me recordó a Doctor Who) con un perro superinteligente (Peabody) como viajero temporal y su ¿hijo? humano (Sherman) como el niño que le acompaña, en un artefacto (Vuelta Atras) que se asemejaría a la Tardis por aquello de ser una máquina para viajar por el espacio y el tiempo. Con ese detalle y la esperanza de encontrarme algo del toque clásico Hanna-Barbera (al estilo de Los Picapiedra y El oso yogi, por ser más o menos de la misma época) me enfrenté a esta actualización de una serie de hace décadas.

Teniendo en cuenta de que este duo vió la luz un poquito antes que Doctor Who ¿fueron inspiración para la citada serie? Lo digo porque efectivamente, el perro Peabody me recordó mucho al protagonista de la serie de la BBC, ya que es capaz de salir de cualquier entuerto con su lógica y su gran inteligencia (incluso el flequillo que luce este chucho me recordó a Matt Smith, el Doctor Who más reciente) Le acompaña su hijo adoptivo (aunque parezca raro), un Sherman en el que se verán reflejados los más jóvenes, y que cumple todos los requisitos para una producción de este estilo.

En cuanto a la historia, el ritmo de la misma es incesante desde primer momento, y entretenido en su periplo de un lugar a otro (la Francia prerevolucionaria, el Antiguo Egipto, el Renacimiento de Da Vinci, la guerra de Troya,...) hasta que sus andanzas les llevarán a un climax final que quizás peca de excesivo, y en donde se quiere seguir el estilo de otras sagas de Dreamworks (caso de Madagascar), mezclando todo tipo de personajes y detalles históricos, en un popurrí donde tienen cabida todo lo anterior más algún que otro cameo ingenioso (Bill Clinton), clásico (Abraham Lincoln) e incluso científico (Albert Einstein) a un ritmo demasiado frenético.

Me imagino que muchos seguirán pensando en el hecho de que un perro sea progenitor de un humano (como ocurre aqui) pero eso queda resuelto en un flashback donde vemos como a Sherman le pasó como a Peabody (nadie les quería) lo que lleva a que como ese perro es el ser más inteligente del mundo, las leyes no vean oposición a tal adopción... de momento, porque una exageradísima trabajadora social pondrá en entredicho que el perro sea todo lo buen padre que debería de ser (sería paralelo a la también frenética villana de Madagascar 3).

LO MEJOR: Se nota que en sus orígenes coincidió con Doctor Who en aquello de ser una serie fantástica con la que los más pequeños aprendiesen algo de Historia clásica, por lo que es muy recomendable en ese sentido.

LO PEOR: Las lógicas concesiones a lo que se estila hoy en día en la animación, aparte de un final demasiado frenético y masificado tanto de detalles como de personajes históricos.

EL CORTO PREVIO: Al igual que hacen Pixar y Disney (y algunas más de la competencia) a la película le antecede un corto correcto e intrascendente sobre el periplo galáctico de unos extraterrestres en busca de un planeta en el que vivir.