domingo, 8 de julio de 2012

IRON SKY, ¡¡¡ nazis en la Luna !!!

FICHA TÉCNICA

Título original: Iron Sky
Año: 2012
Duración: 88 minutos
Pais: Finlandia
Director: Timo Vuorensola
Guión: Johanna Sinisalo, Michael Kalesniko
Música: Laibach, Ben Watkins
Fotografía: Mika Orasmaa
Reparto: Julia Dietze, Christopher Kirby, Götz Otto, Tilo Prückner, Peta Sergeant, Stephanie Paul, Udo Kier, Kym Jackson, Yuki Iwamoto, George Koutros, Fang Yu, James Quinn
Productora: Inergia Productions / Blind Spot Pictures / Cinet
Género: Ciencia ficción, comedia

SINOPSIS 

En los últimos momentos de la Segunda Guerra Mundial, un programa secreto de nazi evadió la destrucción huyendo hacia el Lado Oscuro de la Luna. Durante 70 años de total secreto, los nazis consiguieron construir una gigantesca fortaleza en el espacio con una enorme flota de platillos voladores.

Cuando el astronauta estadounidense James Washington (Christopher Kirby) deja su vehículo lunar demasiado cerca de la base secreta nazi, el Führer (Udo Kier) decide que ha llegado el glorioso momento de retornar la Tierra.

Dos oficiales nazis, el despiadado Klaus Adler (Götz Otto) y la idealista Renate Richter (Julia Dietze), viajan a la Tierra para preparar la invasión. Al final, cuando la Luna se oscurece la armada Nazi UFO cruza los cielos, listos para atacar a la Tierra en bruto. Cada hombre, mujer y de cada nación deberán volver a evaluar sus prioridades.

CRÍTICA

¿Nazis en la Luna? Partir de semejante idea es disparatado, con lo cual uno espera que ese sea el tono del film, aparte de ver como desarrolla algo que suena más bien a chiste. Hay que decir que pese a su condición de título de serie B, el aspecto visual del film está muy cuidado, por lo que su presupuesto de 7,5 millones de euros luce en pantalla de manera muy lograda tanto en sus efectos digitales como en el arte conceptual para visualizar los diferentes elementos (como por ejemplo la base lunar nazi, las naves, etc.)

Lo que ocurre es que en este tipo de sátiras hay que cuidar todos los detalles porque si no se corre el peligro de bordear la comedía para caer en el bodrio (o el aburrimiento), algo que en algunos momentos le ocurre a un film que, pese a su corta duración, no se hace tan atractivo como podía haber llegado a ser. Eso se debe a un guión flojo que tira de tópicos y en donde poco se diferencia a estos nazis de los aliens de Mars Attacks! de Tim Burton (parodía también de cuidada factura visual pero no tanto argumental)

Aún así hay chistes bastante logrados, como ver a esa especie de Sarah Palin como Presidenta de los Estados Unidos, o que haciéndose suyo el Yes, we can de Obama acuda a su reelección en un futuro 2018 con el atractivo de mandar un negro a la Luna (todo eso lo vemos la primera vez que aparece el personaje en pantalla) También me hizo gracia la comparación que hacen dos soldados nazis viendo una revista porno entre lo depilado de las mujeres y el bigote de Hitler.

Pero si hay una sorpresa en el film es descubrir a la guapísima actriz Julia Dietze, aunque su personaje (idealista creyente de la política nazi) peca quizás de cambiar de opinión demasiado rápido y de forma no muy creíble. La lástima es el resto del reparto, que no está a la misma altura (y cuidado que tampoco digo que sea algo digno de un Oscar) con lo cual podriamos decir que a esta película le ha pasado como a Serpientes en el avión, que también partía de una premisa disparatada, pero tuvo una gran repercusión previa que luego no se correspondió con la calidad del producto final.

Al final esta Iron Sky resulta una curiosidad más o menos aceptable (yo le daría un aprobado raspado), con (algunos) gags bastante simpáticos (como por ejemplo, y aparte de los antes citados, el de El gran dictador de Charles Chaplin) pero que pese a transitar los caminos de la parodía, esta por momentos se excede, cayendo en el ridículo. Pero insisto, en el ridículo actoral, porque tanto en su apartado visual como musical (la banda sonora es digna de superproducción de Hollywood) resulta toda una agradable sorpresa.

LO MEJOR: Que pese a su disparatado punto de partida, en sus apartados visual, técnico y musical la película luzca como un blockbuster de Hollywood. Y descubrir a la bellísima Julia Dietze (la única del reparto con la que se puede sentir algo de empatía) así como algún gag realmente hilarante.

LO PEOR: El guión no está tan trabajado como las imágenes, por lo que siendo un proyecto que estuvo gestándose tanto tiempo, queda al final la sensación de no colmar las expectativas (no es tan cachonda como quiere aparentar)