viernes, 12 de octubre de 2012

FRANKENWEENIE, la nueva genialidad de TIM BURTON

FICHA TÉCNICA

Título: Frankenweenie
Título original: Frankenweenie
Dirección: Tim Burton
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 11/10/2012
Duración: 87 min.
Género: Comedia, Animación, Ciencia ficción
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Winona Ryder, Catherine O'Hara, Conchata Ferrell, Atticus Shaffer, Martin Short, Tom Kenny, Martin Landau, Charlie Tahan, Robert Capron, James Hiroyuki Liao
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Productora: Walt Disney Pictures, Tim Burton Productions, Tim Burton Animation Co.

SINOPSIS

El pequeño Víctor (con la voz original de Charlie Tahan) está muy triste porque su querido perro Sparky ha muerto inesperadamente. Pero Víctor no es de los que se rinden, y su pasión por la ciencia le lleva a descubrir la manera de devolver a Sparky a la vida. El experimento es un éxito... o casi. El corazón de Sparky late otra vez, pero los efectos secundarios son un poquito inquietantes y asustan a toda la comunidad. La película, dirigida por Tim Burton, está rodada en blanco y negro y utiliza la tecnología 3D. Burton parte de la idea de un cortometraje homónimo que estrenó en el año 1984 y que no pudo desarrollar más por falta de presupuesto.

CRÍTICA

La nueva película de Tim Burton, que no ha gozado de mucho éxito en su estreno americano, se trata de lo que podriamos llamar como "versión alargada" de un cortometraje del propio director que realizó a mediados de los años 80. Por fortuna mucho mejor que Sombras tenebrosas (el otro título que el director ha estrenado este 2012) no me extraña su pobre resultado en taquilla porque estamos sin duda ante una de las películas más personales de Burton, donde sin importarle si tiene éxito o no se ha limitado a realizar (por fin) la historia que hace 30 años tenía en mente.

El film es un claro homenaje tanto al cine de terror clásico con el que se crió su director (ver la nada velada referencia a Frankenstein, incluida la escena con Perséfone, la perra del vecino) como a su personal visión de su imaginario y estilo propio (magnífico ese stop-motion en blanco y negro como si fuera una historia de mitad del siglo XX) y se nota mucho que es un simple capricho que Disney le concedió tras todo el dinero que le reportó a la compañia con su particular visión de Alicia en el pais de las maravillas de hace un par de temporadas. Y es que nos encontramos ante una historia a priori tan poco Disneyana como la de un muchacho que añorando a su perro fallecido decide revivirlo de entre los muertos (es por eso que aunque venga sellada por el conocido estudio NO CREO que sea una película apta para TODOS los niños)

Entre las muchas referencias que se encuentran a lo largo de su metraje hay de todo: desde un simpático contrapunto a la famosa Hello Kitty (ver una de las lápidas del cementerio de animales) hasta un claro homenaje al cine de monstruos gigantescos (ver la tortuga del tramo final) pasando por referencias a la Hammer (los padres del protagonista viendo el Drácula de Christopher Lee en televisión), la reverencia al su muy amado Vincent Price (algo evidente en el personaje de Mr. Rzykruski) o el guiño a los lectores de Creepy y Eerie (con la referencia a los monos de mar, que se anunciaban en dichas publicaciones) Incluso está la curiosidad de que aqui NO haya colaborado Johnny Depp, el actor fetiche de Tim Burton (si bien entre las voces originales si está la de Winona Ryder, que participó en ese otro clásico de su director que es Eduardo Manostijeras)

A diferencia de otras producciones animadas, que suelen caer en el infantilismo y cuyos personajes no provocan nada más allá de una simple (son)risa artificial, aqui Burton consigue dotar a sus criaturas de una gran humanidad (pese a la llamativa morfología de sus personajes marginales) siendo especialmente entrañable en Sparky, el perro protagonista, al que dan ganas de llevártelo para casa (todos los que hayan tenido o tengan mascota entenderán los sentimientos del pequeño Victor, que no dejan de ser el leiv motiv de la historia) De entre todos los seres que circulan por el film destacaría al gato Bigotitos y su dueña, sin duda alguna los personajes más INQUIETANTES (así, en mayúsculas) que veo en pantalla en mucho tiempo.

En resumidas cuentas, nos encontramos de nuevo con el Burton más personal, que en esta Frankenweenie nos devuelve a su particular universo tétrico, macabro pero entrañable y emotivo. Alejándose de esas películas donde metió su particular estilo dentro de historias no muy adecuadas a su forma de narrar (vease por ejemplo El planeta de los simios o las antes citadas Alicia en el pais de las maravillas y Sombras tenebrosas) aqui nos reencontramos con el genio que nos dió cuentos como Eduardo Manostijeras, que aqui nos regala otra película para la posteridad a la altura de sus anteriores aventuras con el stop-motion (vease Pesadilla antes de Navidad y La novia cadaver)

LO MEJOR: Los fans de Tim Burton disfrutarán con una película que nos transporta a la época más gloriosa de su creador.

LO PEOR: A priori nada, pero su escena final (tras lo que acontence en el molino) puede considerarse más disneyana que burtoniana.

ANEXOS
  • Corto original más mi crítica del mismo por este enlace.
  • Galería de posters de la película por este enlace (atención a los que homenajean al cine fantástico y de terror de mediados del siglo XX)
  • El corto animado Vincent (de la misma época que el original de Frankenweenie) por este enlace.

2 comentarios:

Nerea Rivera dijo...

Como fan de Bruton, me ha encantado, la verdad. Tienes razon al decir que regresa a su estado mas puro, y con todos esos detallitos que tanto mola ver. A mi desde luego me ha encandilado.

sofia martínez dijo...

Efectivamente esta película tiene toda las esencia de Burton y que a pesar de no ser una historia original es realmente maravillosa, es una versión más fresca y atractiva, los personajes bizarros pero encantadores, la mezcla de ambientes y los arreglos sonoros son algunos de los elementos que se disfrutan en esta cinta. Vale la pena verla de principio a fin.