martes, 17 de marzo de 2015

FOCUS con WILL SMITH: entre estafadores anda el juego

FICHA TÉCNICA

Título: Focus
Título original: Focus
Dirección: John Requa, Glenn Ficarra
País: Estados Unidos
Año: 2015
Fecha de estreno: 27/03/2015
Duración: 105 min.
Género: Criminal, Drama, Comedia
Reparto: Will Smith, Margot Robbie, Rodrigo Santoro, Stephanie Honore, BD Wong, Adrian Martinez, Robert Taylor, Kate Adair, Joe Chrest, Dominic Fumusa, Nina Leon, Candice Michele Barley, Griff Furst, Brennan Brown, Juan Minujín
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Warner Bros. Pictures

SINOPSIS

Nicky (Will Smith) es un veterano estafador que lo sabe todo acerca de conseguir las mayores ganancias en apuestas deportivas y otro tipo de eventos en el que se pueden saltar las reglas. Un día acoge bajo su ala a la novata Jess (Margot Robbie), quien rápidamente aprende las artes de este oficio. Cuando Jess quiere ir más lejos e intenta echarle el lazo a Nicky, éste desaparece bruscamente de su vida. Tres años después, Jess está en Buenos Aires intentando llevarse la recaudación de una carrera automovilística. Una operación que le podría ayudar a acabar para siempre con su mentor.

CRÍTICA

El presente título sería la nueva película de los responsables de I love you Phillip Morris, que aqui en Focus intentan una jugada parecida (en el sentido de intentar tocar muchos temas sin al final decantarse por ninguno) donde sin duda que lo más destacado, aparte del carismático Will Smith, sería la presencia de Margot Robbie, uno de los mayores aciertos de la película El lobo de Wall Street y a quien veremos como Harley Quinn en la próxima Escuadrón Suicida, título en donde volverá a coincidir con Will Smith.

El problema de Focus es que juega en muchos terrenos, aunque no en todos de manera acertada: si hay buenos momentos como lo que sucede en la grada del estadio de rubgy (que hay que reconocer que funcionan, por lo bien que saben mantener la tensión del momento) el film se desinfla bastante cuando se decanta por el tono romántico, por la nula química entre la pareja protagonista (pese a que en sus roles por separado si funcionen de forma más o menos correcta) lo que provoca una clara disparidad entre las dos partes que conforman el film, funcionando mejor la primera que la segunda.

Y es que hasta que se meten por medio los sentimientos, el personaje de Will Smith convence como experto y hábil ladrón de guante blanco, teniendo algunos momentos de comedia muy acertados, en su estilo habitual (ver la sorpresa inicial ante el supuesto marido, o lo posterior con los camareros); mientras que por su parte la labor de Margot Robbie resulta creíble en su inicial labor de pupila del maestro, demostrando que tras una cara bonita se esconde una interesante actriz (como ya probó en la antes citada El lobo de Wall Street de Scorsese) a la que habrá que seguirle la pista en futuros trabajos.

La película atesora sus mayores aciertos en el tramo inicial, con momentos tan logrados como la labor de estos amigos de lo ajeno en las multitudes de las celebraciones de Nueva Orleans (demostrando ser unos hábiles expertos en la materia) Pero tras el hiato temporal de lo que allí sucede, el tramo en Buenos Aires funciona de manera más intermitente (le falta, por ejemplo, entidad al relativo villano a cargo de Rodrigo Santoro), pese a que la citada ciudad sudamericana (es justo reconocerlo) luce de manera preciosa como destino turístico.

Como simple entretenimiento hay que reconocer que esta Focus cumple con su función, pero debido a que todo gira sobre unos personajes tan amigos del engaño el inesperado giro final (donde nada ni nadie es lo que parece, y da la sensación de que todos engañan a todos) me resultó muy forzado y bastante poco creíble, dando la sensación que han mareado todo el guión y los personajes para luego al final no obtener nada consistente de ello (alguno igual puede achacar que le toman el pelo hasta al espectador)

LO MEJOR: La pareja protagonista POR SEPARADO, ya que él sigue demostrando ese carisma que le llevó al éxito, aqui desde una óptica más madura, mientras que ella demuestra ser no solo una simple cara bonita sino sin duda una actriz a la que habrá que seguirle la pista. También destacaría el tramo inicial, puede que más tópico pero sin duda mejor resuelto que su final.

LO PEOR: Lo olvidable que resulta todo el tramo romántico (no hay ninguna química como pareja amorosa entre Will Smith y Margot Robbie), unido a un final donde se lian tanto las cosas que más de uno puede pensar si no lo toman el pelo hasta al espectador, de lo improbable que resulta tal sucesión de giros argumentales en pos de un forzado final feliz.