domingo, 17 de enero de 2016

LA HABITACIÓN (ROOM), todo un mundo en cuatro paredes

¿Os imaginais que alguna persona os mantuviera cautivos en un mismo sitio durante muchos años? ¿Os imaginais pasar a ser el juguete sexual de un depravado que os encierra y dispone de vuestra vida a su libre albedrio? Tampoco estoy diciendo algo inédito, casos reales ha habido, los cuales nos han sobrecogido el corazón porque... ¿os imaginais vivir semejante infierno?

La novela en la que está basada esta película (que me leí hace más o menos un par de años) parte de dicha premisa: un niño de cinco años llamado Jack nos narra como es el mundo desde su punto de vista; un punto de vista cuyas fronteras son las paredes de la habitación donde ha vivido toda su vida junto con su madre. Pero pronto su situación va a cambiar, porque el gran amor y las ansias de supervivencia de ella la llevarán a intentar ampliar los límites de su hijo más allá de esas cuatro paredes de la habitación que es lo único que ha conocido.

La película está narrada desde el punto de vista del pequeño Jack, por eso quizás se le puede achacar no caer en los aspectos más morbosos que han provocado dicha situación (los cuales son sugeridos, aunque no mostrados, pero consiguiendo mantener ese sentimiento de asco hacia lo depravada que puede llegar a ser la mente humana. Como siempre en estos casos recomiendo leer la novela, en la que se profundizan más en detalles tan solo citados o sugeridos en el film)

La premisa inicial necesitaba un buen trabajo en la actuación de quien encarnara a la madre protagonista prisionera y al joven hijo fruto de su cautiverio, siendo ahi todo un acierto la elección de Brie Larson y de un jovencito Jacob Tremblay, cuyas actuaciones tengo que admitir que me han supuesto una muy agradable sorpresa (las mismas le han otorgado a ella una nominación al Oscar a mejor actriz, además de ganar un merecido Globo de Oro también a mejor actriz. Esta película opta también a los Oscar en los apartados de mejor película, director (Lenny Abrahamson) y guión adaptado, este último obra de la misma autora de la novela original)

Como indiqué en su momento, la protagonista de esta historia intenta en todo momento que su hijo tenga una infancia lo más normal posible (dentro del escueto espacio donde estan encerrados) lo que me recordó a todas las peripecias por las que pasaba el protagonista de la película La vida es bella para conservar la inocencia de su pequeño. La habitación tiene dos partes bien diferenciadas: mientras que en la primera se nos presenta como es el mundo de Jack dentro de las cuatro paredes de la habitación, en la segunda veremos como el pequeño intenta adaptarse a un mundo exterior desconocido para él hasta ese momento, demostrando que nada vuelve a ser igual para nadie tras una experiencia traumática así.

De todas maneras si tengo que admitir que al ser una película narrada desde el punto de vista del niño, la historia deja un poco "colgada" la historia del Viejo Nick, el individuo que secuestró a la madre de Jack, que abusa de ella cuanto quiere en los siete años que la mantiene cautiva, y que pese a ser el padre del pequeño no muestra ningún interés especial sobre él. Nunca sabemos nada sobre sus motivaciones, e incluso en el giro que nos lleva desde la primera a la segunda parte de este film uno quizás esperaba un resultado más truculento por parte del Viejo Nick, aunque me imagino que tampoco se quería romper el mensaje de esperanza, incluso estando en la peor de las situaciones, que nos quiere transmitir esta historia tan emotiva, sensible (que no sensiblera) y humana.
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • Más información en la web de la obra (en inglés)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 4 de marzo del 2016
  • LO MEJOR: El magnífico trabajo de Brie Larson y Jacob Tremblay, los dos pilares de esta historia de amor y esperanza: ella no es una madre perfecta (se estresa, se enfada, grita y se desquicia) pero ama y protege a su hijo como una auténtica leona. En cuanto al joven Jack es asustadizo, irracional, pilla rabietas y tiene dudas cuando algo se sale de lo que él considera como normal (como no ha conocido otra cosa, él en la habitación es feliz) Por eso la labor de ambos, llena de matices y veracidad, es lo mejor de la película.
  • LO PEOR: Lo escueto de los personajes secundarios (como los del Viejo Nick, del que nada se profundiza en sus motivaciones, o el poco provecho que se saca de dos grandes actores como William H.Macy y Joan Allen)