miércoles, 14 de diciembre de 2016

Reseñas de PUNZADAS DE FANTASMAS, EL CABEZÓN CONTRAATACA, PAUL EN EL NORTE y HARROW COUNTY: INNUMERABLES SERES

Me declaro seguidor de Junji Ito, ya que me he leído todos los mangas suyos disponibles en las bibliotecas (y sigo atento a los que estar por entrar) De los más recientes uno ha sido Punzadas de fantasmas, aunque hay que aclarar que en este caso no es una obra 100% suya, porque aqui tan solo aporta su clásico estilo de dibujo para ilustrar un recopilatorio de relatos literarios muy breves de otro autor (Hirokatsu Kihara)

Como todo recopilatorio de relatos hay algunos que funcionan mejor que otros, aunque la tónica general es de extrema brevedad. Si muchas veces he citado mis simpatias hacia esas antiguas historias de terror de EC, digamos que estas son similares aunque incluso más cortas, y sin dar muchas explicaciones para que así sea el propio lector el que se haga sus hipótesis sobre lo que le acaban de narrar. El clásico y tenebroso dibujo de Ito ayuda mucho a imaginar lo que el texto nos narra, aunque de las 10 historias hay que citar que la última está adaptada al manga (y no es relato literario ilustrado como los anteriores) En resumen: correcto y de lectura fugaz.
Quien a estas alturas no conozca la saga Star Wars debe haber estado fuera de este planeta los últimos 40 años (los que cumplirá este próximo 2017 el primer título desde su estreno) porque estamos hablando de una muy lucrativa franquicia de la que ha habido, hay y habrá de todo lo imaginable (el concepto de merchandising como lo entendemos en la actualidad se puede decir que nació con ella)

Entre tantísimas cosas de tan mítica saga no podían faltar las parodias, siendo este comic la adaptación que hace su autor (Enrique V.Vegas) del segundo episodio de la primera trilogia (o sea, la película El Imperio contraataca) y que ha sido siempre el mejor valorado por los fans (entre los cuales me sumo) Los que disfrutaron con el que sería el Episodio V de toda la saga veran aqui la divertida adaptación que hace el autor llevándolo a su terreno con unos chistes simpáticos y sencillos, pero con un dibujo realmente notable que se ve realzado en esta edición a color cuyo mayor handicap (como suele ser habitual en las parodias de Vegas) es lo rápido que se lee, sabiendo a poco. Aún así se puede intentar localizar todos los gags visuales que el autor dispersa por esta parodia (a mi me gustó especialmente el de Frank Oz) lo que permitirá al lector deleitarse en el muy destacable apartado gráfico de tan simpático comic.
¿Sabeis esas historias sencillas, amenas y divertidas, que no dejan de ser nada más que un conjunto de anécdotas, pero que estan narradas con tanto acierto que te lo pasas muy bien con ellas? Pues eso es lo que me ocurre desde un buen día que me dió por probar con la serie que Michel Rabagliati le ha dedicado a Paul, algo así como un alter-ego de si mismo, hasta que al final me leí todos los disponibles en las bibliotecas.

El más reciente de ellos ha sido Paul en el norte, que está ambientado en la adolescencia del protagonista, con el consabido "ataque hormonal" de esa etapa en la que uno ya no es un niño pero aún no es un hombre. Como es lógico asistiremos al típico conflicto paternofilial que hay en esa época, aparte de ver a nuestro héroe hacer nuevos amigos, soñar con una moto con la que cree que ganará más independencia, vivir a una bizarra aventura haciendo autostop con un nuevo colega pero sobretodo sobrevivir al primer amor, ese del que siempre nos queda un buen recuerdo aunque nos rompe el corazón cuando no desemboca en lo esperado.

Paul es un personaje sencillo, con una vida normal y sin grandes alardes, pero sus andanzas resultan entrañables, ya que no dejan de narrarnos lo cotidiano de un modo divertido y liviano, mostrando con ternura e incluso un tanto de añoranza esas experiencias que tenemos en la vida con las que vamos madurando y perdiendo la inocencia. Sin duda una obra muy recomendable hecha con un estilo sencillo, sincero y entrañable.
Siempre he defendido los comics de terror de EC, por lo que cuando veo algo de ese género que me puede recordar a los susodichos suelo escogerlo cuanto antes, que es lo que me sucedió con este Harrow County en cuanto lo ví entre las novedades (a lo que añadir los elogios que tiene en la portada y contraportada de nombres tan ilustres como Mike Mignola, Mark Millar o Steve Niles) Pero como siempre la duda es... ¿merece la pena?

Sin lugar a dudas si, ya que ha sido una inesperada sorpresa (por lo que estaré atento a cuando vayan entrando nuevas entregas en la biblioteca, ya que esta de Innumerables seres recopila tan solo los cuatro primeros números de la serie editada por Dark Horse) Evitando spoilers en lo posible, digamos que su historia está ambientada en esa América sureña tan supersticiosa como asustadiza, lo que me llevó a recordar una aseveración de Sherlock Holmes en el Canon de Doyle donde le asegura a Watson que los peores crímenes son los que ocurren en ambientes rurales, ya que son más dificiles de desentrañar que si pasan en la ciudad. 

A lo citado añadan aqui toques de brujeria y folclore, y tendran como resultado esta muy notable historia que inicia aqui su andadura, beneficiada no solo por un acertado guión de Cullen Bunn (que enseguida te engancha y aumenta tu interés por ver como avanza el relato) sino por un apartado gráfico, a cargo de Tyler Crook, realmente destacable, que sabe enfocar cada momento en su justa medida creando la atmósfera adecuada tanto en escenarios como en personajes.

Este primer tomo de Harrow County se completa con bocetos de los personajes, ilustraciones a cargo de otros autores así como los primeros capítulos de cuando esta historia estaba pensada como novela, que nos sirve para ver las similitudes y diferencias en su traspaso a viñetas (en el cual, en mi humilde opinión, creo que ha salido ganando para mejor)