viernes, 18 de agosto de 2017

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS, espectacular vacuidad

De todos es conocida la famosa saga de Star Wars pero lo que muchos igual no saben es que parte de la inspiración para darle forma vino del comic europeo Valerian: Agente espacio temporal de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières. Como soy previsor cuando se estaba rodando esta película me ví por las bibliotecas dicha serie de comics y la probé para darle una oportunidad. Si no os suena mi reseña es porque no la hubo, ya que fue una lectura descartada porque el universo de ciencia-ficción que me planteaban se me hacía muy pesado. En mi defensa he de admitir que tampoco soy un fan acérrimo de la saga de Star Wars (la "hija bastarda" de dicho comic) aunque como mínimo si se me hace más disfrutable (con sus pros y sus contras) pero tenía curiosidad por comparar dicha supuesta "inspiración" (la cual resulta evidente) pese a que enseguida me ví desconectado de la historia por lo que al final la descarté.

Si los antecedentes no eran buenos en mi caso, ¿para qué la he visto? Principalmente es porque el nivel visual de dichos comics fue el que George Lucas recreó con los medios de los que disponía hace cuatro décadas (hablo del film inicial de 1977), por lo que los grandes avances que se han hecho en el campo de los efectos especiales hasta hoy en día me permitian pensar que como mínimo su aspecto visual lograría ser espectacular, en lo cual incluso puedo admitir que me he quedado corto porque esta cinta de Luc Besson es apoteósica para los ojos. El problema es que es bonita por fuera pero vacia por dentro.

Mientras estaba viéndola pensaba cuales podrían ser las películas que me sirvieran para compararla estando la cosa entre Avatar, El quinto elemento (film también de Besson de hace dos décadas con el que guarda parecidos visuales) y... La Amenaza Fantasma. En efecto, el que para muchos es el peor título de la franquicia de Star Wars es posiblemente el más semejante a medida que uno se deja llevar por los espectaculares fotogramas de la presente Valerian, ya que coincide con la precuela de 1999 en "derramar" (a falta de un término mejor) un sinfin de virguerías visuales para apabullar al inocente espectador, lo cual en algunos momentos resulta agotador. Y es que aunque nadie niega la increible calidad de los mundos y las criaturas que circulan por esta película (que en algunos casos muy evidentes parecen algo así como el anticipo de las secuelas de Avatar), el continuo machaque provoca el cansancio del espectador, que en compensación tendría que recibir unos personajes como mínimo tan carismáticos como los de la franquicia de George Lucas.

Ese es el punto en el que "cojea" esta Valerian: más allá de los muchos personajes esquemáticos que van y vienen por su metraje más que nada para inflarlo, la que se supone que tendría que ser la carismática pareja protagonista carece justo de lo más básico: del carisma. Por un lado tenemos a un Dane DeHaan que yo recordaba como el correcto Duende Verde de The Amazing Spider-Man 2 (al menos mejor que el de James Franco en Spider-Man 3) y que aqui demuestra que aún tiene que ganar experiencia como para depositar el peso de toda una película sobre sus hombros, mientras que a su vera tenemos a una Cara Delevingne que será todo lo maja que se quiera como modelo, pero que parece tener un único registro interpretativo porque pase lo que pase tiene siempre una perenne cara de fastidio (mientras que a él se le obliga a ser una especie de Han Solo, ella vendría a ser una variante de Leia, aunque en ambos casos a bastantes años-luz del carisma de esos famosos personajes de Star Wars)

A tenor de su elevado coste (la película francesa más cara de la historia, porque aunque parezca digna de Hollywood no es hija de él) su discreto pase por las taquillas hasta el momento hace bastante dificil que tenga alguna secuela, ya que como resulta evidente era eso lo que se tenía en mente. De todas maneras no se puede decir que sea una mala película pero si una fallida, donde se quiere abarcar tanto que al final el resultado final se resiente (vendría a ser ese enésimo ejemplo de que aunque hoy en día se pueda mostrar en pantalla cualquier cosa inimaginable, detalles tan básicos como la historia y los personajes siguen siendo fundamentales para sostener una película) De entre sus muchos cameos, como Rutger Hauer al inicio, el más destacado es el de Rihanna dando vida a un ser metamórfico que puede adoptar cualquier aspecto, lo que se aprovecha para un número musical entre sensual y onanístico. 
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 18 de agosto de 2017
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Visualmente es portentosa (e igual me quedo hasta corto)
  • LO PEOR: Que el resto de detalles de la película no está a su nivel.

3 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

Ya se sabe que Luc Besson puede ser excesivo y no siempre puede acertar como con El 5º elemento, que muestra un mayor equilibrio entre espectacularidad y desarrollo de trama. Pese a todo tengo ganas de ver Valerian y si logra hacerme pasar un buen rato, estaré contento.

Francisco Ferrer Deusa dijo...

El 5º elemento también tiene cosas de Valerian, pero yo "sin ver la película" diría que Valerian, por su complejidad... merecía mas bien una serie.

Chacal Chacalito dijo...

Yo soy el primero en defensar a un Besson que me dió una de las obras maestras de los 90 como fue León (El profesional) con Jean Reno y una jovencita Natalie Portman, pero en esta me falla lo que en El quinto elemento funcionaba mejor: el carisma de los héroes (porque incluso en la peor siempre tiene más carisma Bruce Willis que aqui esta pareja) y eso pese que allí Chris Tucker ya me dió vergüenza ajena cuando la ví en su estreno y las pintas de Gary Oldman son de ridículo para arriba.

De todas maneras PROBABLEMENTE una serie le hubiera ido mejor (tipo Juego de Tronos) porque esta ciencia-ficción tan "farragosa" (en el buen sentido) en una película queda muy minimizada.