lunes, 16 de julio de 2018

MISIÓN IMPOSIBLE: FALLOUT, buena y espectacular (crítica sin spoilers)

22 años después de dar comienzo esta franquicia como adaptación de la homónima serie de televisión de los años sesenta, nos llega lo que sería ya la sexta entrega de la saga en la gran pantalla, por lo que el primer pensamiento de cualquier espectador sería preguntarse si es necesario y merece la pena. Es que son ya seis películas a cargo de cinco directores diferentes, siendo John Woo con la primera secuela el que obtuvo un peor resultado, que incluso hizo pensar si no habría finiquitado la saga. Por fortuna J.J.Abrams hizo una variante de su serie de televisión Alias en la tercera entrega que funcionó bastante bien, a las que siguieron las dirigidas por Brad Bird (M.I.: Protocolo Fantama) y Christopher McQuarrie (M.I.: Nación secreta), siendo en ambos casos dos secuelas que, dentro de su género, convencieron a crítica y público. De hecho es justo esta última, al convencer pese a ser ya una quinta entrega (lo que podría llevar a pensar si se habian agotado las ideas) la que motivó a no arriesgar y que repitiera como director Christopher McQuarrie, siendo el responsable de esta Misión Imposible 6 que lleva el título de Fallout.

No es el único que repite (si no contamos al propio Cruise) porque en pantalla también lo hacen Ving Rhames (que ya estuvo en la película inicial de Brian de Palma), Rebecca Ferguson, Alec Baldwin, Simon Pegg y Michelle Monaghan, a los que se suma en esta cinta el actor Henry Cavill (Superman en el universo cinemotográfico de DC) Todos ellos consiguen un resultado final bueno y muy espectacular.

A nivel de producción cabe mencionar que estamos ante una secuela consciente de si misma, por lo que a nadie le tendrían que sorprender la presencia de situaciones o hechos de los films anteriores (desde Misión Imposible 3, ya que de lo previo no hay mención) Aún así esa continuidad dentro de la franquicia no resulta nunca un obstáculo para ofrecer un espectaculo de acción, muy en la línea del título precedente (con el que coincide en su silla de director), siendo su mayor handicap una excesiva duración de 147 minutos. Dicho metraje se hace especialmente dilatado en su tramo final, siendo un detalle con el que coincide con la tercera entrega, y es que creo que no es posible la inmensa sucesión de acontecimientos que tienen lugar cuando se pone en marcha un contador que deja tan solo 15 minutos a Cruise y su equipo para intentar solventar la papeleta. Pero no importa, esto sigue siendo Misión Imposible y este film se adapta a un esquema más o menos similar al visto en la película anterior, que McQuarrie maneja con solvencia y efectividad.

Sin desvelar detalles de importancia digamos que todo esta sexta entrega gira alrededor de tres componentes nucleares en el mercado negro, a los cuales seguirá la pista el equipo de Hunt (Tom Cruise) formado por Luther Stickell (Ving Rhames) y Benji Dunn (Simon Pegg), a los que se añade el agente de la CIA August Walker (Henry Cavill), cuya función sería la de controlar que todo salga bien. A medida que la historia avance se sumarán antiguos personajes vistos en esta saga, tanto en la parte de los aliados como en la de los antagonistas, si bien se produce un giro sobre uno de los personajes principales que tengo que admitir que ya me lo suponía desde el mismo momento que aparece en pantalla (aunque funciona y está muy bien resuelto, dando pie a lo que luego veremos en ese trepidante final con los 15 minutos más dilatados e intensos vistos en mucho tiempo) Se podrian explicar más detalles de todos los personajes implicados en esta película, pero sería desvelar algunas de sus sorpresas, ya que hay que reconocer lo bien hilvanado de su argumento, siendo coherente con los ejes de la franquicia a la vez que tan trepidante y espectacular como uno espera de ella. 
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 27 de julio de 2018
  • Galeria de posters por este enlace.
  • EL RETO: Las dos entregas previas son las más rentables a nivel mundial hasta el momento, rozando los 700 millones de dólares cada una, lo cual supongo que intentará alcanzar (y si se tercia superar) esta sexta aventura que te deja con las ganas de más, pese a los 56 años de su estrella principal (que visto lo visto los lleva bien)
  • LO MEJOR: Al repetir director digamos que tenemos todos los atractivos del film precedente, con todos esos detalles que se han hecho imprescindibles en esta franquicia.
  • LO PEOR: Buscar verosimilitud en las andanzas y piruetas de Ethan Hunt, un personaje a medio camino entre James Bond y un superhéroe de comic.

2 comentarios:

Joan R. López dijo...

La mayoría de actores tienen sus personajes fetiches o sus propios encasillamientos, parece que para Cruise es este... pero bueno, como mínimo es una franquicia que entretiene (y encima es rentable para los productores), así que, ¡larga vida a MI!

HemosVisto!

Chacal Chacalito dijo...

Espero que la cosa funcione (en taquilla) para que haya una séptima.