martes, 27 de junio de 2017

LLEGA DE NOCHE, el peor enemigo del hombre es el propio hombre

Cuando surge algo diferente dentro de un género tan manido como el terror, la sorpresa hacia lo nuevo lleva en ocasiones a un entusiasmo exagerado, que creo que es lo que puede suceder con el presente film pese a que (y eso es innegable) sin duda consigue inquietar al final en el sentido más básico del miedo, en el cual lo más aterrador no sería un monstruo o una plaga sino el propio ser humano. Lo que pasa que eso sería una relativa novedad porque sobre ese citado esquema hay multitud de títulos donde una catástrofe a escala mundial provoca que la humanidad muestre su cara menos agradable (¿ejemplos de ello? The walking dead podría ser uno bien válido)

Es cierto que en muchas ocasiones el terror se ha caracterizado más por la sugerencia que por lo explícito, siendo ahi donde alcanza sus mayores logros, pero aunque resulta evidente que esta película circula por dicho territorio, son demasiadas las incógnitas que quedan en el aire (supongo que con la idea de que cada espectador lo asuma a su manera) que al final puede ser una decepción para aquellos que vean este título con la idea de algo quizás más usual (en mi caso, y sin que sea spoiler, me quedo con el cuadro que se enfoca en el tramo inicial en el que se ve un apocalipsis que se sugiere como paralelo al sufrido en esta historia, pero sin nunca ahondar)

Llega de noche transcurre primordialmente en una cabaña del bosque (y sus alrededores) en el que se dan citan unos pocos personajes, por lo que lo ideal sería ir a ver este film sabiendo lo mínimo de el, aunque podriamos decir que todo gira sobre las relaciones que entablamos los seres humanos, en algunos casos tan frágiles que la menor circunstancia puede provocar que se rompan en pedazos y estalle la tragedia. Con esos datos igual alguno piensa en la magistral La cabaña del bosque (The cabin in the woods) pero mientras que aquella ahondaba más en ese fantástico que usualmente se asocia al terror, en este caso la presente prefiere quedarse tan solo con el drama humano, aunque hay que alabar el acierto de su director al conseguir que incluso en la escena más mundana esté presente esa inquietud hacia el indefinido peligro que los acecha.

El mayor problema que le encontré es la falta de empatía que tuve en todo momento hacia sus personajes, lo que me llevó a que me fuera indiferente el destino de los mismos. En la antes citada The walking dead ocurre lo mismo con algunos de ellos, pero el transcurso de la misma ha provocado el carisma de otros que se convierten casi en el puntal para continuar siguiendo la serie, faltando aqui ese detalle supongo que por falta de tiempo. Eso nos lleva a que al final estemos ante una entretenida película de horror (más que terror) donde prima el drama humano pero que deja demasiadas incógnitas en el aire que podrían haber dado más juego (aunque me imagino que para satisfacer el hambre del morboso esto quizás hubiera sido un blockbuster tópico de Hollywood donde lo intimista brilla por su ausencia, o sea que algo es algo)
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 7 de julio de 2017
  • LO MEJOR: Algunas escenas, en algunas ocasiones oníricas, donde se ofrece una notable inquietud hacia lo desconocido sin caer en lo explícito. Además ese resultado final que nos lleva a confirmar que en una catástrofe el peor enemigo del ser humano puede ser él mismo.
  • LO PEOR: La poca definición de los personajes provoca que su destino sea mayormente indiferente. Además se hubieran agradecido más detalles sobre esa pandemia que se supone que ha arrasado el planeta (al menos algo más que ese cuadro donde apenas se sugiere)

lunes, 26 de junio de 2017

LA COSA DEL PANTANO DE SCOTT SNYDER, ULTIMATE ORIGINS: EL COMIENZO DEL UNIVERSO ULTIMATE y BATMAN: BLACK AND WHITE (1)

Tengo que admitir que La cosa del pantano es un personaje que nunca me ha llamado mucho la atención, pese a una (según dicen) excelente etapa en que estuvo en las manos del famoso Alan Moore. Este personaje ya clásico vió la luz en 1971 de la mente del guionista Len Wein (el cual escribe el prólogo de este tomo) y el dibujante Bernie Wrightson. En su largo periplo editorial tuvo en 2011 un reinicio (el mismo que sufrió todo el universo DC) que en el caso de este ser fue a manos de Scott Snyder, por lo que aprovechando que toda su etapa está recopilada por entero en este tomo decidí probar de leerlo.

Como casi todo superhéroe (si se le quiere matizar así a esta criatura) siempre hay detrás una persona humana, siendo Alec Holland dicho hombre, al cual encontramos al inicio de este comic reticente a ser el "avatar de lo verde". A partir de ahi hay que asumir que hay tres fuerzas en la naturaleza: la verde (que representaría a la flora en toda su extensión), la roja (que en este caso sería la de la fauna) y la de la putrefacción (que se deduce como la muerte)

Con mi nula experiencia previa con este personaje (al que siempre he visto paralelo al Hombre-Cosa de Marvel) tengo que admitir mi sorpresa al encontrarme un comic bastante entretenido con ciertos toques que superan al terror para entrar en el género de lo gore, cuya máxima expresión sería la saga Mundo putrefacto aqui incluida. El apartado gráfico cumple muy bien su función, ya que al buen trabajo de Yanick Paquette a la hora de representar a la cantidad de criaturas que circulan por la historia hay que añadir el riesgo (más o menos acertado) a la hora de la disposición de las viñetas, que se salen de la tónica habitual.
Aunque en su momento ya me la leí (de hecho tengo los comics por casa) decidí darle una nueva oportunidad (o sea, relectura) a la serie limitada Ultimate Origins que ha sido recopilada en el número 49 del Coleccionable Ultimate con el subtítulo de El comienzo del universo Ultimate. Se trata, como su propio título ya indica, de una labor de encaje para ese universo alternativo de Marvel que nació con el nuevo milenio, y que pasados los años se fusionó con el tradicional.

A lo largo de sus cinco capítulos se desvelan detalles del universo Ultimate que tan solo habían quedado sugeridos con anterioridad, para darle un pasado más o menos coherente a lo que por aquel entonces estaba en circulación. El mayor cambio lo establece Bendis, su responsable, en la figura del Vigilante, que ya no es el clásico Uatu sino una especie de monolito, el cual es el nexo de unión de una historia que ata los cabos pendientes hasta aquel entonces con solvencia y de forma bastante curiosa.

Al coincidir el inicio del milenio con el de la moda aún imperante de las adaptaciones de comics de superhéroes al cine, fue gracias al Spider-Man de Sam Raimi que me reaficioné a los comics (como ya he comentado alguna vez) y fue justamente el universo Ultimate al que me hice más afín, al tener una menor singladura que el tradicional (y ser más facil de abarcar) Es por ello que la presente serie me sirvió en su momento para atar cabos sueltos (en algunos casos con giros destacados más oríginales que los susodichos originales), dando su relectura como resultado un comic entretenido pero que, debido al transcurso del tiempo, se ha quedado en una simple curiosidad.
En su momento ya me leí este comic en alguna edición previa (no recuerdo si la de Planeta o la de Norma, ya que me suena que hubo por parte de ambas) pero como nueva reedición no quise perder la oportunidad de volver a disfrutar con ella. Y es que estamos ante una recopilación de relatos breves sobre Batman de 8 páginas cada uno, en blanco y negro y de un autor diferente (aunque algunos repitan en los apartados de guión y dibujo), radicando ahi la grandeza de esta obra por los nombres incluidos en la misma.

Contando con Andrew Helfer, Archie Goodwin, Howard Chaykin, Bill Sienkiewicz, Brian Bolland, Bruce Timm, Chuck Dixon, Dennis O´Neil, Jan Strnad, Joe Kubert, Katsuhiro Otomo, Kent Williams, Kevin Nowlan, Klaus Janson, Matt Wagner, Neil Gaiman, Ted McKeever y Walter Simonson en los guiones junto a Bill Sienkiewicz, Brian Bolland, Brian Stelfreeze, Joe Kubert, Bruce Timm, Gary Gianni, Howard Chaykin, Jorge Zaffino, José Muñoz, Kevin Nowlan, Katsuhiro Otomo, Kent Williams, Klaus Janson, Matt Wagner, Richard Corben, Ted McKeever, Simon Bisley, Tanino Liberatore, Teddy Kristiansen y Walter Simonson (algunos hacen doble función, como he indicado antes) en un apartado gráfico realmente notable y variado, esta antología se puede considerar sin problemas como uno de los mejores homenajes que ha tenido el mítico personaje creado por Bob Kane. Este primer volumen se editó en 1996 ganando un merecido premio Eisner a la mejor antologia, a lo que añadir el de mejor historia corta para Heroes, a cargo de Archie Goodwin y Gary Gianni (incluida en este tomo)

Si en su momento me gustó creo que ahora me he deleitado aún más con él, porque aparte de conocer más a algunos de los nombres implicados en esta obra, he leído más comics, estando entre ellos la muy valorada por mi Creepy. Aunque parezca fuera de lugar viene a colación porque en el prólogo de esta edición ya indican que la idea surgió tras la pregunta sobre que comic o etapa te llevarías a una isla desierta, citándose la famosa cabecera, algo que guardó Mark Chiarello hasta que al llegar a ser editor de DC decidió desarrollar la idea con el resultado aqui reseñado. De todas maneras dentro de su variado apartado de artistas habrá algunos que convenzan más que otros (eso es algo inherente a cualquier recopilación) pero sin duda alguna no se le puede negar nada de mérito a lo que nació para recuperar la esencia de la citada Creepy, tan solo que centrado en historias del popular Caballero Oscuro de Gotham.

jueves, 22 de junio de 2017

WONDER WOMAN: CARNE, SHERLOCK: ESTUDIO EN ROSA, UNIVERSO DC: RENACIMIENTO, BATMAN (LA NOCHE FINAL y EUROPA) y varios

Continua la etapa de Brian Azzarello y Cliff Chiang en Wonder Woman, y después de Sangre, Agallas, Hierro y Guerra ahora le ha tocado el turno a Carne faltando solo Huesos para cerrar todo el ciclo (el cual ha salido editado el pasado mes de mayo por lo que igual tarda un poco en llegar a la biblioteca) Cabe indicar que por el estreno de la película del personaje ECC ha sacado un coleccionable semanal con toda esta misma etapa, pero estando tan próxima a su conclusión prefiero esperar a que llegue el último volumen a la biblioteca y luego siempre puedo releerlos todos juntos.

En esta ocasión, y siguiendo la acción donde se había quedado en la entrega previa, Diana ha de asumir su nueva condición de Diosa de la Guerra, en lugar del homónimo ausente, mientras se preparan para asaltar el Olimpo y derrocar al usurpador del trono en un cliffhanger final que ya tildaría directamente de excelente por la emoción e intriga que deja sobre la resolución del conflicto planteado, en un final que se antoja apoteósico.

Este volumen recopila los números 24 al 29 más un especial sobre el Primogénito, personaje clave en este tramo final de la etapa de Azzarello y Chiang. De hecho la guerra abierta entre el citado personaje y Apolo centra las tramas de este tomo, en el que de nuevo sus responsables demuestran la buena conjunción entre guionista y dibujante (incluso cuando Chiang es sustituido) dejando bien claro que todos los personajes tienen su importancia y su momento, cual si estos fueran las piezas de una partida de ajedrez, desarrollándolos de una forma realmente notable. Si un tebeo se puede decir que es bueno si al acabarlo te deja con las ganas de más, sin duda alguna se cumple en el presente caso.
  • Ficha editorial por este enlace, ficha de la biblioteca PENDIENTE de activar.
La serie de televisión Sherlock dió inicio en el 2010 como una más de verano, pero al final se ha acabado convirtiendo en una obra de culto pese a sus escuetas cuatro temporadas de apenas tres episodios cada una (más un especial) que se dilataron en el tiempo incluso años, para desesperación de los fans.

En esta actualización del mítico personaje creado por Arthur Conan Doyle se realizó un notable trabajo, algo a lo que ayudó mucho la acertada interpretación de Benedict Cumberbatch como Holmes y Martin Freeman como Watson, lo cual sin duda les allanó el camino para otros proyectos de mayor envergadura (entre otros trabajos el primero es ahora el Doctor Extraño de Marvel mientras que el segundo fue Bilbo Bolsón en la trilogia de El Hobbit)

En el mundo actual es raro que si algo triunfa en un soporte, no se extienda a más, por lo que el gran éxito de la serie de televisión llevo a que en 2012 la editorial japonesa Kadokawa comenzará la adaptación al manga del primer episodio de la primera temporada (Estudio en Rosa) que venía a ser la adaptación actualizada del Estudio en Escarlata clásico donde se conocieron Holmes y Watson y vivieron su primera investigación en común. Con guión de Steven Moffat y Mark Gatiss e ilustraciones del mangaka Jay el resultado es espléndido, en una doble edición por parte de la editorial Norma: o versión normal o edición de coleccionista (esta última es la que he leído de la biblioteca, aunque adjunto ambas portadas)

Si para los fans de la serie (o del personaje, o de ambas) no es suficiente un producto tan notable como este, que te deja con ganas de volver a disfrutar del Sherlock televisivo; mi mayor alegría ha sido saber que toda la primera temporada ya está adaptada a formato manga y Norma lo irá editando paulatinamente (con lo cual no creo que tarden mucho en llegar por la biblioteca) a lo que añadir que en su pais de origen está ya en marcha la adaptación de la segunda.
  • Ficha editorial de la edición de coleccionista por este enlace y de la edición normal por este otro. Ficha de la biblioteca PENDIENTE de activar.
No soy seguidor del universo DC tanto como del de Marvel por lo que admito que ando un poco perdido entre tantas y tantas continuidades así como inicios, reinicios y nuevos inicios, por lo que me limito a disfrutar de las historias cuanto más individuales mejor, dejando un tanto de lado esas macrosagas y super-eventos donde se marea una y otra vez la perdiz.

Con todo ello admitido de primeras, al ver este comic en la biblioteca me decidí por él no solo por lo escueto del mismo (no llega ni a las 100 páginas) sino por ese GRAN GIRO que nos deja al final, donde se supone que hay algún tipo de conexión entre ese universo DC reinventado y/o nuevo y ciertos personajes emblemáticos de un comic igualmente emblemático pero que hasta ahora parecía transcurrir en una realidad paralela.

Poco más puedo añadir bajo pena de dejar escapar algún innecesario spoiler, pero admito que lo que plantea (y como lo plantea) parece más curioso que necesario, pero sin dudas deja con las ganas de saber más, ya que no deja de ser un simple punto de partida a lo que está por venir, por lo que estaré atento ante la llegada a la biblioteca de futuros comics que continuen al presente. En resumen este comic es una curiosidad llamativa que como mínimo promete (luego será cuestión de ver si cumple)
  • Ficha editorial por este enlace, ficha de la biblioteca PENDIENTE de activar.
Bajo el título de Batman: La noche final se recopilan en este tomo los números 536 al 542 que engloban material inédito hasta el momento de la etapa de Doug Moench y Kelley Jones (de la que tambien se ha editado por los tomos Fundido en negro y La conexión Deadman) Tengo que admitir que mi experiencia previa con estos autores no me acabó de convencer debido a que la encontré demasiado deudora a nivel gráfico de su época (los noventa) pero asumiéndolo como un detalle inevitable, en este caso si admito que he quedado más convencido.

Lo más destacable del presente tomo sería sus arcos argumentales autoconclusivos aunque ese tono gráfico que se decanta por los detalles más oscuros me hubiera convencido más si no me recordara tanto el estilo gráfico de Todd MacFarlane, el cual ya he citado muchas veces que no es de mis preferidos (de hecho el Batman de estos autores parece ser que fue ese tan famoso por sus orejas excesivamente picudas, otro detalle que no me ha terminado de convencer)

Pese a ello las cuatro historias que componen este tomo resultan entretenidas: desde una primera con ManBat que ciertos toques de La Cosa, para justo después vérselas con un enterrador bastante macabro, luego con el Espectro dejando para el final a un cartero con serios problemas mentales. En todos los casos se coincide en ser relatos que podrían ser dignos de los comics de terror de EC, detalle que se le ha de agradecer a Moench y que Jones dibuja con ese estilo tan propio de los noventa que he citado antes (del que se hacen evidentes sus carencias cuando la historia se vuelca en Bruce Wayne y su nuevo interés romántico)
En ocasiones hay proyectos que tardan una eternidad hasta que al final ven la luz al cabo de un montón de años (y eso si al final lo consiguen) que parece ser que fue lo que le pasó al presente comic según ya nos indican en el interior del mismo. En este caso se trata de una obra coral en la que cada capítulo está dibujado por diferentes autores, pese a compartir la misma historia.

El argumento es bastante sencillo, teniendo ahi parte de su atractivo: Alguien a envenenado a Batman y al Joker y ambos tendrán que compartir destinos si se quieren curar, lo que les llevará a cuatro ciudades europeas como son Berlín, Praga, Paris y Roma. El mayor aliciente estaría en que esa excusa argumental estuviera bien justificada, pero la visita de estos dos personajes a las distintas ciudades citadas no pasa más allá de lo anecdótico, ya que lo que ocurre en ellas se podría haber concentrado sin problemas en la usual Gotham.

Al final lo más destacado que ofrece esta novela gráfica (definición más acertada para lo que es que no la de serie limitada) es justo eso, su dibujo, con cuatro estilos que pese a sus evidentes diferencias (lo que lleva a que alguno pueda convencer más que otro) si se les puede otorgar el hecho de que mantienen una estética bastante similar. Pero pese a ello estamos ante un comic tan solo curioso y más o menos entretenido, lo cual puede verse como una decepción teniendo en cuenta el extenso periodo de tiempo que ha necesitado para salir adelante.
Hay algunos lectores de este blog que me han preguntado el motivo de agrupar las reseñas, porque estarían mejor de forma individual, pero es que en algunos casos es tan concreto lo que se tiene que decir que encuentro absurdo crear tropecientas entradas si lo puedo hacer condensado (siendo luego además más facil de encontrar)

En ese sentido, y bajo el genérico "varios" cito lecturas sueltas caso de Mortadelo y Filemón que me he leído los titulados Sueldecitos más bien bajitos, Rio 2016 y El racista. Los dos primeros son recientes, siendo uno clara parodía de la situación laboral actual con estos dos pluriempleados para poder llegar a final de mes, mientras que el otro es el usual en este duo cuando hay algún acontecimiento deportivo (en ese caso las pasadas Olimpiadas) En cuanto a El racista es más antiguo pero no por ello menos actual, ya que el objeto de la parodia sería el racismo de la sociedad actual reflejado en un nuevo jefe en la TIA, siendo la diversión más que notable en todos ellos destacando por su máxima actualidad sobretodo los dos primeros.

En tono de humor paródico también me he leido Las aventuras del cerdo Edmundo de Martin Veyron (en los guiones) y J.M.Rochette (como dibujante) En un estilo de humanizar animales como el clásico de Rebelión en la granja, aqui se nos narran las jocosas andanzas del cerdo del título, cuya obligación es fornicar con cuantas más hembras mejor, pero nuestro Edmundo está más interesado en la juerga y el cachondeo que en traer más lechones al mundo. Con un tono adulto bien claro por su temática, es un comic entretenido que consigue provocar más de una sonrisa.

martes, 20 de junio de 2017

WONDER WOMAN, el espléndido debut de la Diosa Amazona de DC

El año que viene se cumplirá una década desde el inicio del universo cinemático de Marvel, el cual empezó con Iron Man en 2008 al que siguieron más de una decena de films que han convencido, en mayor o menor grado, a crítica y público. A dicho éxito no han sido ajenos los de la Distinguida Competencia y desde el pasado año comenzó el universo cinemático de su principal contrincante: DC. Las dos cintas que lo comenzaron fueron Batman v Superman y Escuadrón Suicida pero aunque más o menos admito que me convencieron (sin tampoco ser ninguna de las dos una maravilla), la crítica general las machacó, ganando la primera cuatro premios Razzie a lo peor de 2016 aunque logrando la segunda de forma sorprendente un Oscar por un detalle técnico de la misma: su maquillaje.

Aunque los dos personajes más famosos del universo DC (Superman y Batman) ya tengan a sus espaldas varias películas, el trio lo cierra Wonder Woman, la cual aún no había logrado un film para ella sola, siendo la serie de televisión de los setenta con Lynda Carter lo único memorable de la misma. Si los de Marvel han logrado triunfar incluso con algunos superhéroes no tan conocidos para el público general, ya había llegado la hora de que toda una clásica como la princesa Diana de Themyscira tuviera su oportunidad, por lo que la ya muy veterana Wonder Woman (no en vano vió la luz en 1941) es presentada en el film aqui reseñado para toda una nueva generación.

Aunque suelen ser más bien hombres, ya ha habido algunas adaptaciones de superheroinas en la gran pantalla, aunque los resultados habian dejado mucho que desear (siendo el ejemplo más evidente la nefasta Catwoman de Halle Berry) por lo que me imagino las evidentes dudas de los responsables de esta película al ser mujeres tanto la protagonista (Gal Gadot) como la directora (Patty Jenkins, que ya estuvo a punto de ser la responsable de Thor: El mundo oscuro) sumado a que los espectadores descontentos con las previas Batman v Superman y Escuadrón Suicida desconfiarían del resultado final (pese a que en la primera la breve presencia de la Wonder Woman de Gal Gadot y en la segunda la de la Harley Quinn de Margot Robbie se convirtieron casi en lo mejor de las mismas) Pero visto lo visto parece que los de Warner/DC por fin han apretado las teclas justas para tener un éxito tanto de crítica como de público, ahora será cuestión de que en el futuro lo sepan conservar (a finales de año estrenarán Liga de la Justicia, su equivalente a Los Vengadores)

Se le puede achacar a esta Wonder Woman que bien podría ser "hermana" de las que hemos visto hasta ahora de Marvel, siendo de hecho el primero de los films del Capitán América con la que guarda más puntos de similitud, además de las que en principio pensaba que serían exageradas comparaciones con el Superman del 78 de Richard Donner resultan no serlo tanto, ya que sabe transmitir la protagonista ese grado de inocencia que tenía el kryptoniano alli (que no en El hombre de acero), algo que aqui sabe explotar muy bien Gal Gadot, a lo que añadir el evidente guiño confirmado al film antes citado en la escena del callejón. Al carisma de la protagonista (otra cosa es que se pueda discrepar sobre si es mejor o peor actriz) se une la gran química con Chris Pine, que funciona en todo momento, sin caer en los evidentes tópicos del amor y desarrollando de forma adecuada a ambos personajes, ya que les otorga un tiempo para conocerse en el cual asistiremos a algunas bastante divertidas e incluso sensuales conversaciones entre ambos.

Por contra el acierto con los protagonistas se puede achacar que no se extiende hacia los secundarios, y aunque no diría que haya ninguno prescindible, alguno de ellos si hubiera merecido un mayor desarrollo, algo que también resulta evidente en el caso del antagonista, cuya mayor presencia estaría en un duelo final hasta cierto punto previsible al cumplir este film los esquemas básicos de una película de origen de superhéroe. Es en esos momentos donde quizas se abusa de los efectos visuales, aunque Jenkins (la directora) no es Zack Snyder y aunque hay escenas de acción, estas no fagocitan el resto de la película como le pasó al citado director en Batman v Superman. Asimismo otro posible handicap que podía haber tenido esta película es que siendo mujer la protagonista se la usara como simple florero, pero de nuevo se nota aqui la mano de Jenkins ya que en ningún momento se cosifica o se sexualiza a este personaje por ello, sino que se la representa como la heroina que es.

Es evidente que no estamos ante una obra maestra, pero sin lugar a dudas esta Wonder Woman es una notable película, que funciona a la perfección en sus intenciones, las cuales son perfectamente sencillas, sin pretender abarcar demasiado terreno (como le pasó a Snyder en Batman v Superman) siendo el inicio y el final de esta película los mayores nexos de unión con este universo cinematográfico DC, aunque de manera muy superficial (pero tampoco necesita más, ya que las diferentes piezas que lo componen estan mejor engarzadas que en lo visto hasta ahora del citado universo) A nivel técnico cumple muy bien con detalles tan destacados como vestuario, fotografía (con ese muy acertado contraste entre el brillo de Themyscira y la opacidad en los escenarios de la Primera Guerra Mundial) y una banda sonora realmente épica.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 23 de junio de 2017
  • LO MEJOR: Dentro de su género y estilo, en mi opinión sería casi todo porque consiguió mantener mi atención sin problemas pese a sus 141 minutos de duración.
  • LO PEOR: Detalles mínimos que no dificultan su disfrute en una sala de cine, como el hecho de circular por ciertos esquemas prefijados.
  • EL REPARTO: Entre los secundarios, aparte de la presencia de la española Elena Anaya y de las muy correctas Connie Nielsen y Robin Wright (estas dos repitiendo en la próxima Liga de la Justicia), destacaría a David Thewlis, visto en la saga de Harry Potter, y Danny Huston, que fue Stryker en X-Men orígenes Lobezno, por lo que este es otro actor que ya ha estado en los dos universos principales de superhéroes, Marvel y DC.
  • Galería de posters de la película por este enlace

jueves, 15 de junio de 2017

CAPITANA MARVEL: RUMBO A SECRET WARS, HELLBOY Y LA AIDP 1953, CABALLERO LUNA: BIENVENIDO A NUEVO EGIPTO e INVOLUCIÓN

Como ya habian pasado casi dos años desde que me leí el anterior tomo, y aprovechando que estaba disponible, le dí una relectura a la anterior entrega de la Capitana Marvel para justo a continuación leerme el volumen titulado Rumbo a Secret Wars que ha entrado en la biblioteca, y en el que repiten guionista (Kelly Sue DeConnick) y dibujante (David López).

En la "categoria" en la que se mueve este personaje (las aventuras cósmicas) lo más probable es que no me convenciera, ya que de por si no soy muy fan que digamos de ese género, pero el anterior tomo si lo recordaba como entretenido (hecho que me confirmó una nueva relectura) siendo un nivel que se mantiene en el presente tomo. En este caso los ochos números incluidos corresponden a varios arcos argumentales de corta duración que resultan un buen preámbulo a, como el mismo título ya indica, las nuevas Secret Wars.

En los mismos la autora consigue fusionar con acierto el humor y las emociones que requieren cada una de las historias, conjugando muy bien las ambientaciones de cada una para que sean diferentes, al mismo tiempo que desarrolla con naturalidad la personalidad de Carol Danvers provocando que el lector tenga una inmediata empatía por ella. Con un notable apartado gráfico a cargo de David López el tono de cada historia puede gustar más o menos (admito que algunas pueden ser meramente anecdóticas) pero se desarrollan con corrección, siendo un buen preámbulo para antes de la película que se está gestando de esta superheroina.
Hellboy es un personaje emblemático en si mismo, que ha tenido un éxito merecidísimo tanto en manos de su creador (Mike Mignola) como cuando han sido otros autores los encargados de narrarnos sus historias (de hecho no hay que olvidar que tras las dos películas de Guillermo del Toro ahora se está preparando un reboot bajo la batuta de Neil Marshall, por lo que podemos admitir que ya es como un superhéroe más, que puede tener varias encarnaciones en distintas épocas y momentos)

Justo en el citado tema temporal se podría decir que se ciñe este comic, que nos lleva al inicio en que Hellboy estuvo en la AIDP y en el que nos encontramos seis historias de este personaje, siendo las cinco primeras más breves y la última un poco más extensa. Bajo guiones en todas ellas de su mismo creador (Mike Mignola) las tres historias iniciales y la quinta entrarían en ese esquema clásico de meter a nuestro héroe rojo en un asunto de misterio paranormal mientras la cuarta (El Kelpie) sería el relato que le hacen a Hellboy de un caso previo y como acabó (su caracter de simple anécdota se nota en su extensión de apenas 5 páginas) Todas ellas funcionan bastante bien, ya que se ajustan a ese tipo de relato breve (cual si fuera un simple cuento) que creo que siempre le ha sentado muy bien a Hellboy, ya que en las historias más extensas el resultado en ocasiones es un tanto irregular.

De mayor extensión es la final Más allá de las cercas, donde nuestro héroe tendrá que hacer frente a unas desapariciones misteriosas en una (en principio) modélica comunidad, dejando además algunos cabos sueltos que me imagino que serán recogidos en futuras entregas. Pese a ello esta historia también convence y funciona bien, aunque en este caso dejando la sensación de que se podían haber ampliado más algunos detalles (me imagino que debido a los citados cabos sueltos) De los artistas que colaboran en este comic en su apartado gráfico todos cumplen bien con su labor mientras que en el tema de los guiones de Mignola este se ve acompañado de Chris Roberson en las dos últimas historias.
  • Ficha editorial por este enlace, ficha de la biblioteca PENDIENTE de activar.
Ni soy seguidor ni muy fan del Caballero Luna de Marvel pero siempre que he podido he leído comics suyos porque aunque sea además un personaje MUY secundario del universo Marvel, sus andanzas (al ser más o menos del estilo de las de Batman, popular superhéroe de la Distinguida Competencia con el que guarda más de un parecido) resultan como mínimo entretenidas, como es el caso del tebeo que nos ocupa, sin tampoco ser muy innovador que digamos.

En la presente entrega recopilan los números 1 al 5 del volumen 8 de la serie original, aunque aqui editado como cuarto volumen de este personaje. En este arco argumental vemos encerrado en un psiquiátrico a Marc Spector (el alter-ego del Caballero Luna) en una dicotomía en la que muchos superhéroes se han visto en algún momento dado de su historia: ¿existen o son tan solo un problema mental? Eso es lo que nos plantea aqui en un relato correcto y cumplidor siempre que se acepte como una rareza dentro de su género, ya que podriamos decir que se acerca más al comic independiente que no a lo predecible en un producto de Marvel.

Su guión tiene detalles quizás un tanto exagerados (como los sádicos celadores) siendo en conjunto muy discreto justo por lo dicho antes (lo mucho que se ha usado el recurso de la duda mental sobre las facultades del protagonista de turno) pero curiosamente si el tono general es correcto es gracias también al dibujo de Greg Smallwood, que sabe contrastar muy bien los dos mundos (el real y el onírico) por el que se mueven los personajes de este comic. En resumen digamos que no aporta nada (hay que ser sincero) pero al menos no resulta un insulto a la inteligencia del lector.
Involución es una MARAVILLA de comic al que la única pega que se le puede achacar sería no haber aprovechado su planteamiento para alargar un poco más la historia (algo al estilo de The walking dead) ya que al ser autoconclusivo sabe a poco una vez que lo has disfrutado, aunque MADRE MÍA QUE GOZADA: con elementos en común a la citada serie de Robert Kirkman aqui nos presentan una distopia tan certera como salvaje, y tan gamberra como entretenida.

El ser humano está destruyendo el planeta, algo que resulta evidente, dejando a la humanidad al borde del colapso entre problemas y conflictos de todo tipo (si la Tierra fuera un organismo vivo se podría decir que los humanos somos el cáncer que la carcome) Como no hay nadie que quiera asumir las culpas se decide que el problema viene por las religiones, y se crea un virus que involuciona la parte de nuestro cerebro que nos hace creer en Dios, pero los resultados no son los esperados y la involución afecta a todo el organismo y (lo que es peor) a todo lo que lo rodea (flora y fauna) ¿Puede haber esperanza en un mundo que ha vuelto a la Prehistoria?

La protagonista de la historia es Raja, una joven inmunizada que está buscando el antídoto al virus que provocó la citada involución. Por el camino se cruzará con otros humanos que todavía conservan la citada condición, aunque el hecho de que se les pueda denominar personas no significa que actuen como tales (estando ahi los elementos en común con The walking dead, ya que en el fondo ambas historias nos presentan un futuro post-apocalíptico donde los pocos supervivientes se han visto obligados, en algunos casos, a perder su propia humanidad) A partir de ahi tenemos una aventura tan sorprendente como vibrante y tan intensa como MUY salvaje y bastante explícita donde violencia de todo tipo campa por sus anchas.
  • Ficha editorial por este enlace, ficha de la biblioteca PENDIENTE de activar.

lunes, 12 de junio de 2017

JAMES BOND: VARGR, HARROW COUNTY: DOBLE NARRACIÓN, GRANDES AUTORES DE WONDER WOMAN: GEORGE PEREZ y AYAKO (1 DE 2)

James Bond, el famoso agente 007 con licencia para matar, es un personaje tan popular que a estas alturas sería dificil que alguien no lo conociera, en especial por su larga serie de películas, que han ido más allá de donde lo llevó su creador (Ian Fleming) Desde el inicial Sean Connery hasta el más reciente Daniel Craig, se podría decir que todas las generaciones de las últimas cinco décadas han tenido su Bond particular, ya que ha sido un personaje (como le sucede a los superhéroes) que ha ido teniendo nuevas interpretaciones, lo que le ha llevado a sobrevivir al clásico espionaje de la Guerra Fría cuando vió la luz.

Como personaje tan popular, sus andanzas no podian centrarse tan solo en las películas, o en la serie de novelas de Fleming (u otras posteriores de otros autores), sino que tambien ha pasado por otros medios como los videojuegos o los comics, como el caso que nos ocupa. Por mi parte tengo que admitir que aunque si he visto toda la serie de películas, de las novelas originales de Fleming creo recordar que leí alguna (Desde Rusia con amor, y no sé si alguna más, aunque se me hicieron demasiado dependientes de esa época en que vieron la luz) y de material complementario jamás he probado nada, por lo que aunque hay comics previos del personaje, sin temor a equivocarme podría admitir que este es el primero que me leo, pero el resultado ha sido satisfactorio.

Con un acertado guión de Warren Ellis se puede decir que este Vargr casi podría considerarse el preludio al próximo film de la franquicia, ya que la historia es muy cinematográfica y el ritmo muy dinámico. Marcando incluso los parámetros más habituales en las películas, este comic tiene un prólogo tras el cual tenemos los seis números que componen el relato, en el que se podría decir que están mezclados los elementos más canónicos del personaje con los más actuales en una trama que tampoco resulta muy innovadora pero que cumple con los requisitos que se le piden, dejando satisfechos desde a los más clásicos fans del personaje como a aquellos que se acercan a esta obra tan solo para pasar un rato entretenido.
Hace unos meses probé de la biblioteca el comic Harrow County y admito que me convenció, por lo que ahora me he decantado por el siguiente (de título Doble narración) en cuanto lo he visto disponible. En el mismo volvemos a encontrarnos en esa América profunda y rural, en la que se pueden esconder los secretos y las criaturas más macabras y terroríficas...

Este segundo recopilatorio continua con Emmy como protagonista: la que se descubrió como la reencarnación de la malvada bruja Hester Beck decide asumir su legado, solo que para hacer el bien a sus vecinos, hecho que le agradecen. Pero esa relativa paz se quiebra con la llegada de Kammi, la adinerada hermana gemela de Emmy, que bien pronto se descubre como su reverso oscuro, lo que llevará a nuestra protagonista a tener problemas muy peliagudos para que todo ese poder tenebroso que hay en Harrow County vuelva a estar controlado y no se desboque.

En este comic tenemos un clásico esquema del bien contra el mal, pero se evitan esos tópicos que suelen tener ese tipo de confrontaciones gracias a unos personajes principales muy bien perfilados, los cuales oscilan en todo momento por esa difusa frontera que hay entre lo humano y lo sobrenatural. De nuevo estan muy acertados tanto el guión como el dibujo porque una historia como la que aqui se nos narra podía caer en lo escabroso pero digamos que su desarrollo sería elegante e incluso poético. Aún así se le puede achacar un tono menos siniestro que el del primer volumen, aunque quizás en parte porque pierde el elemento sorpresa que tenía en origen, pero se mantiene la calidad y sigue siendo una lectura muy recomendable.
Si hay autores que definieron para mejor a un personaje (caso de Frank Miller con Batman o John Byrne con Superman, centrándonos sólo en DC) sería George Pérez con Wonder Woman en una etapa básica que tengo que admitir que no había leído hasta el presente volumen ya que aunque ha habido ediciones previas de la misma, la que me queda más cercana en el tiempo (la de Planeta) no pude en su momento valorarla en su justa medida y como es debido.

Y es que Wonder Woman era un personaje secundario en importancia hasta que este autor le metió mano en los años ochenta justo tras Crisis en Tierras Infinitas, cimentando para Diana unos orígenes más mitológicos que nunca (lo que en su origen en 1941 era tan solo testimonial aqui se hizo todavía más profundo) En este reinicio se establece que las Amazonas, a las que pertenece Diana (Wonder Woman), han sido creadas por los Dioses Griegos de las almas de mujeres prehistóricas asesinadas para que, guiando a los hombres, hacer más fuertes a los seres del Olimpo. Pero Ares, el Dios de la guerra, cree que no hay que guiar a la humanidad, sino someterla, en lo cual se centra todo el primer arco argumental en el que también tiene presencia otro secundario clásico de la historia de esta heroina (Steve Trevor) el cual sería en inicio un títere de la malvada deidad y no el previsible interés romántico de Wonder Woman (como lo fue en su origen en 1941) Diana intentará pararle los pies a Ares en una clara batalla paralela entre el mundo de los hombres (la tensión nuclear USA-URSS de aquellos años) y el de los dioses, en una trama tan notable como bien desarrollada.

Una obra realmente excelente que creo que resulta muy acertada de leer ante el cercano estreno de la película centrada en este personaje y con detalles tan atemporales como la clara crítica contra la discriminación sexual que resulta patente en el arco argumental que cierra este volumen titulado El desafío de los dioses en el cual vemos como Zeus pretende mantener sexo con Diana, enojándose cuando ella no se siente halagada por ello. Ahora valoro el mérito que siempre había oido que le daban a estos comics, porque una vez leído las alabanzas son más que merecidas, junto con la etapa de Azzarello de la que también me declaro fan.
En su momento ya me leí Ayako de Osamu Tezuka, y admito que me gustó mucho, por lo que he aprovechado de esta reedición y me he leído de la biblioteca el primero de los dos tomos que la componen (me imagino que el segundo estará proximamente)

Ayako se centra en la familia Tenge y empieza su relato cuando el joven Jiro regresa a Japón tras la Segunda Guerra Mundial. A su llegada se encuentra con el desprecio de su padre, un hombre anciano pero prepotente que no entiende que no haya muerto con honor en el conflicto bélico, y que incluso se acuesta con la mujer de su otro hijo (con la complicidad del mismo, tan solo para asegurarse de heredar todo tras su muerte) fruto de lo cual ha nacido la protagonista de la historia.

Por un inesperado giro del destino, la joven Ayako de apenas 4 años que conocemos al inicio de esta obra se verá enclaustrada durante más de dos décadas para que el supuesto buen nombre de la familia Tenge no se pierda. En ese periodo de tiempo seremos testigos no solo como se resquebraja paulatinamente la forzada unión familiar sino también la evolución y los cambios sociales y políticos que arrastró el pais durante aquellos años; logrando Tezuka un relato inspirado, interesante, ameno, emotivo, sencillo (que no por ello simple) con un notable desarrollo de sus personajes.

Tengo que admitir que en esta nueva lectura de la presente obra la he valorado aún mejor, porque sin duda estamos ante una grandísima historia cuyo argumento enseguida te atrapa, pese a las más de cuatro décadas que ya tiene, siendo quizas uno de mis mangas preferidos de este gran maestro que fue Osamu Tezuka. A la espera de la próxima llegada del segundo volumen a la biblioteca, destaco también la excelente nueva edición en tapa dura que ha tenido esta gran obra: elegante y de lujo a tono con el contenido de la misma.