viernes, 22 de febrero de 2019

LARGA VIDA Y PROSPERIDAD, autismo trekkie (crítica sin spoilers)

Soy seguidor de la serie de televisión The big bang theory, en la que sus protagonistas son muy fans de (entre otras muchas cosas) todo lo relacionado con Star Trek. De hecho el personaje más destacado sería Sheldon Cooper, que muchas veces ha dejado clara su predilección no sólo hacia Star Trek sino que en especial hacia el personaje de Spock (el clásico a cargo del actor Leonard Nimoy) con el que coincide a la hora de gestionar sus sentimientos. Eso se debe al claro Síndrome de Asperger que padece el mencionado Sheldon, lo que le ha dificultado mucho sus relaciones sociales (viniendo justo de ahi gran parte de los momentos humorísticos de la citada serie)

El Síndrome de Asperger vendría a ser una variante del autismo en el que las personas son totalmente funcionales pero tienen una evidente dificultad para manejar sus emociones. En los últimos tiempos varias series de televisión han mostrado personajes que padecian autismo o bien el citado Asperger, por lo que aparte del ejemplo del Sheldon de The big bang theory podría citar otros como el Sherlock de Benedict Cumberbatch o el protagonista de la serie The good doctor (este con una variedad llamada Síndrome del sabio, que tan solo se da en muy pocos pacientes con autismo)

Desde que a mi mismo me dijeron en el 2008 que tenía Asperger fue como cuando se desvela el misterio en una película de intriga, lo que me ha permitido explicarme muchos detalles de mi mismo desde otra vertiente, y desde entonces he procurado no sólo trabajarlos sino también ver (o como mínimo tener conocimiento) de la mayoría de productos, sean series o películas, que traten en mayor o menor medida este tema. Es por eso que me decanté por esta Larga vida y prosperidad, la cual (enlazando con el inicio de esta crítica) muestra a otro personaje con autismo que se siente más cómoda en el universo Star Trek creado por Gene Roddenberry que en el mundo real, teniendo también al vulcaniano Spock como personaje preferente de dicha saga, si bien aqui no estamos hablando de una comedia como es The big bang theory sino más bien de una road-movie quizás algo edulcorada pero agradable de ver.

El peso de la historia se sostiene de manera bastante notable sobre los hombros de la actriz Dakota Fanning, que tiene a su cargo el personaje protagonista de Wendy, una chica con autismo que tiene una marcada rutina personal de la que sólo parece escapar cuando escribe. Su obra más reciente es un guión para su serie favorita (la susodicha Star Trek) que quiere enviar a Paramount Pictures para participar en un concurso de guiones, pero con tan mala suerte que no podrá mandarlo por correo; aunque eso no le afecta y decide ir ella personalmente a Los Ángeles a entregarlo, en un periplo al que también se suma su perrito Pete. Como he indicado, toda la cinta se sostiene sobre la impecable labor de Fanning, que interpreta al personaje de manera tan convincente que enseguida sientes una inmediata empatía hacia Wendy, deseando que logre sus objetivos y sufriendo con ella cuando tiene que sortear los baches que le depara el destino.

Es cierto que la visión que se da del autismo puede estar basada en estereotipos un tanto maximizados para hacerlos más llamativos en el resultado final (algo muy común en productos dirigidos a un mayor público potencial, ya que eso los puede hacer más destacables), pero Fanning consigue que esto no se convierta en esa enésima producción melodramática con un personaje con alguna determinada discapacidad, enfermedad o lo que se tercie, sino que estamos ante un relato centrado en mostrar toda la humanidad que Wendy comparte con el resto de personajes (bien sean sueños, miedos o inquietudes), y no los detalles que la diferencian de los demás. Curiosamente el resto de personajes no dejan de intentar protegerla de si misma de una forma un tanto excesiva, y esta aventura que emprende ella en solitario servirá para que los demás (siendo exactos la hermana de la protagonista y su tutora) cambien la forma en que la ven y la tratan.

Pese a todo cuando has acabado de ver esta película te das cuenta de que ha mantenido en todo momento un tono amable que sería dificil de encontrar en la vida real. O sea, con esto me vengo a referir que en su viaje le suceden multitud de anécdotas, pero bien sean positivas o negativas nunca temes por su integridad, y sabes que de una forma u otra llegará a su destino, lo que quizás la puede hacer un tanto previsible en algunos momentos (llamarme "malpensado" pero por poner un ejemplo bien podian haberla violado, cosa que ni ocurre ni se plantea) Afortundamente Larga vida y prosperidad sabe destacar sus virtudes (la personalidad de Wendy y como interactúa ante diferentes situaciones) y no ahondar en exceso en sus defectos y carencias (un tono quizás demasiado amable, que le resta credibilidad y la hace más previsible), logrando un equilibrio que la convierte en un acertado entretenimiento.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 1 de marzo de 2019
  • EL GUIÑO TREKKIE: Aparte de las evidentes referencias que hay de Star Trek a lo largo de su metraje (junto con un título que traducido resulta mucho más acertado que el original Please stand by), la actriz que hace de la hermana de Wendy (Alice Eve) ha participado en dicha saga (en Star Trek en la oscuridad para ser exactos)
  • LO MEJOR: La forma tan notable en la que está desarrollada la protagonista, gracias a la destacable y eficiente labor de la actriz Dakota Fanning, así como una historia que rehuye del melodrama exagerado y de la comicidad forzada, logrando ser un buen entretenimiento.
  • LO PEOR: Ser quizás demasiado "amable" (y por lo tanto más predecible), aunque sabiendo sus carencias no se extiende más allá de unos muy ajustados 93 minutos, equilibrando el conjunto final.

jueves, 21 de febrero de 2019

GRAN I PETIT, ARROWOOD y MS.MARVEL: YERMA ADOLESCENCIA

Me he leido de las bibliotecas el que consta como primer recopilatorio de la serie argentina Mayor y menor pero la que yo me he leído sería la versión en catalán (que está en un buen montón de bibliotecas, mientras que la versión en castellano está en solo una) Me sabe mal porque fue editada hace ya unos años pero no he detectado ninguno más en las bibliotecas, lo que me hace pensar que quizás no tuvo las ventas esperadas y se quedó en tan solo uno, siendo una lástima porque estamos ante un comic bastante entretenido.

Mayor y menor (o Gran i petit como lo he leído yo) es una historieta que lleva más de una década siendo publicada en la revista dominical Rumbos de Argentina. Su temática sería la de relatar de una forma irónica y sarcástica la relación que se establece entre dos hermanos pequeños y como es la convivencia con los padres. Es decir que estamos ante una temática tan general que poco importa de donde venga porque sería aplicable a cualquier familia con niños de cualquier pais del mundo occidental.

Es justo señalar que este comic me lo encontré en la sección infantil, aunque sería del todo apto para lectores de todas las edades, ya que mientras para los jóvenes les servirá para probar el disfrute de la lectura, los que sean más mayores puede que se vean reflejados tanto recordando como fue su infancia (en especial si no fueron hijos únicos) como desde ese punto de vista de los padres protagonistas, que en muchas ocasiones tienen la paciencia del Santo Job cuando les toca un chaval revoltoso (y si encima son dos, pues todavía más) Una temática bastante universal esta de usar a los más pequeños para reflexionar sobre la condición humana, que puede recordar a tantos otros casos de tiras cómicas protagonizadas por niños  pero al alcance de cualquier lector, destacando aqui por su estilo ágil y divertido, redondeado por el simpático apartado gráfico de la que la dota su autor Chanti (seudónimo de Santiago González Riga)
No miento al afirmar que Sherlock Holmes me resulta un personaje muy atractivo, por lo que cualquier cosa relacionada con él me llamará la atención, como me ha pasado con esta novela de Mick Finlay que nos presenta a un equivalente del popular detective aunque a cargo de esos casos de la gente con menos recursos que no puede acudir al 221b de Baker Street. Pero hay un detalle revelador, el protagonista está profundamente celoso del éxito que consigue Holmes, demostrando siempre que puede cuanto le corroe la envidia contra él.

William Arrowood es detective, pero trabaja más bien en los barrios bajos con la gente más humilde. Amigo tanto de la botella (quizás demasiado) como de la buena mesa, tiene un pasado marcado por experiencias no muy satisfactorias. Aunque ahora trabaja como detective por su inteligencia y conocimiento de la psicología humana, en principio trabajó como periodista pero le expulsaron. En sus andanzas lo acompaña Norman Barnett (su equivalente a Watson), que es el narrador de la historia y que no está pasando por un buen momento.

Los fans más acérrimos de Holmes sentirán una evidente antipatía hacia el protagonista y su odio visceral contra el citado detective, pero por el hecho de haber sido ex-periodista yo lo ví como una especie de "antihéroe" en una equivalencia (del todo personal) como la de Eddie Brock frente a Peter Parker. El misterio que se nos narra en esta novela se inicia con una joven francesa (Caroline Cousture) solicitando los servicios de Arrowood para encontrar a su hermano desaparecido, pero a medida que la trama avanza vemos que no todo es tan sencillo como podía parecer. El ritmo de la historia sería un tanto irregular (aunque bien llevado, resultando entretenido), teniendo algunos giros argumentales bastante destacables, si bien se le puede achacar el hecho de mezclar demasiados elementos, siendo algunos de ellos totalmente innecesarios (o bien lo de recalcar otros que resultan evidentes para el lector, siendo en esos momentos algo reiterativa)
Otra serie que llevó en orden correlativo en las bibliotecas es la de Ms.Marvel, de la que ahora me he leído su octavo tomo recopilatorio, que lleva por título Yerma adolescencia e incluye los números 25 al 30 de la serie americana. Como es lógico, para un buen disfrute se recomienda la lectura más o menos correlativa, ya que además en el primer arco argumental de los dos que se incluyen aqui serían los secundarios que rodean al personaje los que tomarán una destacada importancia ante la ausencia de la protagonista.

Como Ms.Marvel (y por ende Kamala Khan) están fuera de la ciudad, los mejores amigos de la protagonista deciden disfrazarse para que su legado no sea olvidado, intentando mantener las calles de la ciudad en orden en la medida de sus posibilidades. El problema vendrá cuando haga su aparición el Inventor, un villano al que ya se enfrentó la heroína musulmana pero al que sus amigos tendrán que hacer frente poniendo en el empeño más voluntad que capacidades, con un resultado muy divertido que además se desarrolla con un ritmo acertadísimo.

Es meritorio como durante los cuatro números del arco argumental inicial se consigue mantener el interés del lector pese a la ausencia del personaje principal (que aparece en su tramo final) pero destacando de manera evidente su figura y lo que representa frente a la persona que hay tras ella. Es por eso que dicha historia se disfruta tanto en cuanto al misterio sobre donde está Ms.Marvel como en el desarrollo de unos personajes secundarios que aqui demuestran que no serían solo meras comparsas (de ahi que lo mejor es llevar la lectura al día en el momento de lanzarse por este octavo tomo, para tener más o menos claro quien es quien) Eso también se hace evidente en el segundo arco argumental titulado Algo nuevo, en el que también tenemos el regreso de viejos conocidos, y en el que de nuevo queda palpable no sólo el notable desarrollo de sus personajes sino que también como tratar ciertos temas adolescentes de una forma natural, sin que parezca forzado.

lunes, 18 de febrero de 2019

HOLMES Y WATSON, tan mala como pegar a una madre (o incluso peor)

Sherlock Holmes y su gran universo es sin duda todo un clásico que a lo largo de las décadas se las ha visto de todos los colores, bien sean con las adaptaciones más o menos fieles a las obras de su creador (Sir Arthur Conan Doyle) o bien sean variantes de todo tipo y condición en donde sus andanzas han ido más allá de la intriga implícita en su base, para entrar en todo tipo de estilos (de comedia a fantástico o ciencia-ficción pasando por la modernización de su mundo o enfrascándolo en todo tipo de aventuras más o menos canónicas, divertidas o dignas de algún tipo de mención) Si nos ceñimos, al igual que el presente título, al género de la comedia, destacaría la película Sin pistas (1988), en la que Michael Caine y Ben Kingsley eran Holmes y Watson en una cinta donde se invertian los roles característicos de este popular dúo con un divertido resultado tan efectivo como simpático.

En tiempos más recientes las adaptaciones de mayor éxito han sido la serie de televisión Sherlock (en la que se hacia una bastante acertada actualización de su base literaria) y las dos películas dirigidas por Guy Ritchie con Robert Downey Jr. como el popular detective y Jude Law como Watson. En ambos casos se jugaba en ocasiones con la comedia con resultados más o menos efectivos, que se hacían más claros en las cintas de 2009 y 2011, las cuales gozan tanto de detractores como de defensores, si bien en términos generales las aceptaron bien tanto la crítica como el público. Sería justo por aquel entonces cuando también empezó a dar vueltas el proyecto de la presente película.

Con un libreto de Etan Cohen, que al final ha sido también el director de esta Holmes y Watson, en un inicio el papel del popular detective iba a estar en manos de Sacha Baron Cohen con Will Ferrell como Watson, pero finalmente este último se encargó de Holmes entrando John C.Reilly (actor con el que Ferrell ha coincidido en algunas comedias que un servidor no ha visto) para encarnar al citado Watson. El reparto se completa con actores como Steve Coogan, Rebecca Hall, Hugh Laurie y Ralph Fiennes, estos dos últimos encarnando a personajes canónicos como Mycroft y Moriarty respectivamente. Pero algo huele a chamusquina cuando la película es despreciada por crítica y público, logrando además seis nominaciones a los premios Razzie: las de peor película, peor director (Etan Cohen), peor actor (Will Ferrell), peor secundario (John C. Reilly), peor pareja (los citados Ferrell y Reilly) y peor precuela, remake, copia o secuela. En su versión española la cinta cuenta con las voces de Santiago Segura como Holmes y Florentino Fernández como Watson, sumando el handicap de ser un par de cómicos no del gusto de todo el público, aunque tampoco sería la primera vez que le prestan sus voces a Ferrell y Reilly (ya lo hicieron en Hermanos por pelotas, película de 2008 que no he visto)

El resultado final confirma las peores previsiones, ya que al menos 5 de los 6 Razzies a los que está nominada los tendría más que merecidos, porque nos encontramos ante una evidente película de parodias con guiños a otras películas, pero no precisamente de las buenas sino de las que toman al espectador por imbecil con supuestos chistes de vergüenza ajena. De los actores protagonistas lo de Ferrell y Reilly es demencial, representando unos personajes que son un puro esperpento, hasta el punto de que estén juntos o separados en pantalla molestan por igual. Que en el reparto tengan a unos actores de calidad como Ralph Fiennes o Hugh Laurie para infrautilizarlos es injustificable (en el caso del segundo tan solo tiene una escena donde permanece sentado) En busca del humor más zafio se rejuvenece a la señora Hudson cual si fuera la Tia May encarnada por Marisa Tomei, haciendo de ella una ninfómana que se lleva al catre (y no precisamente al suyo) a todo tipo de personajes históricos, dando igual que la simple presencia de algunos de ellos sea del todo anacrónica. Aunque tampoco importa por no ser lo único, ya que hay menciones a la brecha salarial entre hombres y mujeres o, en su tramo final lo que acontece en cierto transatlántico muy conocido, que se notan de forma evidente que están desubicadas de su época.

Y aún hay mucho más, porque si es al popular detective a quien hay que parodiar, también se usan aspectos de las cintas de Guy Ritchie, como esos cálculos mentales de Holmes previos a ciertas acciones o el meter al personaje en un combate de boxeo (aunque ni importe ni sea necesario) En el caso de algunas parodias da incluso la sensación de que se aprovechan de alguna primera versión del guión porque sino no se entiende el incluir el guiño más evidente que se pueda uno imaginar de la película Ghost (con tema musical incluido) teniendo en cuenta que es un film de hace casi tres décadas (y esto aún da para mucho más, como por ejemplo un delirante selfie con la Reina Victoria) Con semejantes detalles supongo que queda bien evidente que el ¿argumento? de poco importa, hasta el punto de que se hace al final un retorcido giro mediante el cual se "resuelve" el misterio echando mano de un forzado parentesco con ese Moriarty que uno se pregunta como es que no se ha cargado a esos dos memos que es como quedan representados aqui Holmes y Watson. Encima el pase al que asistí fue con la versión doblada antes citada, con un resultado aún peor porque las voces sabes a quien pertenecen y la sensación de desubicación es aún mayor.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 22 de febrero de 2019
  • LO MEJOR: Nada (como mucho si acaso unos decorados correctos)
  • LO PEOR: Todo (en especial el duo Ferrell-Reilly, sinceramente grotesco)

viernes, 15 de febrero de 2019

FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2, regreso al bucle (crítica sin spoilers)

A finales de 2017 se estrenó una de esas películas que pueden parecer en principio simple material de relleno, pero que me sorprendió por su ingenioso tratamiento. Me refiero, como es evidente, a Feliz día de tu muerte, un título muy sencillo y sin pretensiones que sabía entrelazar con bastante acierto ese slasher tópico de toda la vida en medio de un bucle temporal cual si fuera la emblemática Atrapado en el tiempo, con lo cual quedaba dotada de un toque simpático y distintivo que la hacía novedosa en su premisa (aunque el resultado final no fuera más allá del simple entretenimiento) En eso debió de depender su inmenso éxito, ya que costando más o menos apenas cinco millones de dólares, multiplicó por 10 esa cifra tan solo en la taquilla norteamericana, recaudando 125 millones de dólares a nivel mundial.

Con semejantes cifras y viendo que aqui había una franquicia que por poco dinero ofrecía una muy alta rentabilidad, ya tenemos la inevitable secuela, otra vez de la factoria Blumhouse (especializada en sacar un buen provecho con presupuestos muy escuetos) y en la que repiten los mismos responsables de la primera entrega. Pero pese a tanta rapidez en seguir exprimiendo esta idea uno podría pensar que tan solo tendría que repetir su esquema, ya que tampoco ofrecía mucho más como para ampliar su universo (de hecho el slasher sería vivo ejemplo de fórmula repetida hasta el aburrimiento, con algunas sagas que han superado la decena de entregas, y que han perdido toda su esencia en una cansina y progresiva repetición de tópicos)

Pues mira tú por donde que aunque nadie le puede negar a esta secuela el ser continuista, resulta que al mismo tiempo hay que reconocer que convence y (lo que parecía más dificil) entretiene dentro de los nuevos parámetros que introducen, con lo cual la parte de slasher se reduce hasta el mínimo para dar una mayor envergadura al tono de comedia, mezclándolo en este caso con detalles de ciencia-ficción. Sin desvelar spoilers digamos que nada más empezar esta divertida secuela se le da una explicación a lo que en la previa quedó sin ella: el origen del bucle temporal. Cuando uno de los personajes un tanto más secundarios del anterior film se ve en una situación similar a la que la protagonista tenía allí, pronto se da cuenta de que algo no va bien, pero lejos de lo que podría parecer una repetición de esquemas con personajes colaterales muy pronto deviene en una trama que puede recordar a las paradojas temporales de Regreso al Futuro 2 (película que de hecho en un momento dado es mencionada) con el handicap de que ya casi al inicio te explican todo el film previo, por lo que los que no lo hayan visto se comerán un spoiler como una catedral.

El problemático bucle muy pronto "rebota" en Tree (Jessica Rothe) por lo que el mayor miedo podía ser una repetición de esquemas a partir de ahi, pero es que entra en juego las muchas opciones del multiverso, ya que aunque nuestra heroina está repetiendo de nuevo el mismo día, las circunstancias (y por lo tanto los implicados) son totalmente diferentes. Es ahi donde entra cierto momento más "sentimental", ya que los personajes implicados en esta historia están distribuidos aqui de una diferente manera, por lo que Tree valorará el resolver esa "nueva" situación y quedarse en esa "nueva" realidad, si bien para ello tendrá que averiguar quien se esconde tras la máscara del asesino que parece buscarla de una manera tan y tan insistente (porque como estamos hablando de una "realidad paralela", quien en origen era el asesino aqui NO lo es) Es cierto que quizás peca de ser tan intrascendente como la anterior, pero aún así consigue ser una secuela tan trepidante y entretenida como divertida, dejando las puertas abiertas (en una escena ENTRE los créditos, ya que al final no hay otra) a una tercera entrega que, si la desarrollan bien, puede ser tan atractiva como los dos films que hay hasta el momento.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 15 de febrero de 2019
  • LO MEJOR: Es tan entretenida como la anterior, aumentando el toque de comedia (con detalles de ciencia-ficción) frente a un muy menguado slasher, lo cual se demuestra una combinación ganadora.
  • LO PEOR: Es tan intrascendente como lo fue la anterior, a lo que se une el handicap de explicar TODO el film precedente al inicio de este, restándole la sorpresa a los que aún no lo hayan visto.

miércoles, 13 de febrero de 2019

KUNG FU MOUSSE, AJUAR FUNERARIO y SPIDER-MAN: UN NUEVO DÍA

A la hora de escoger lo que leo el dibujo es para mi un factor importante, hasta el punto de que la elección puede venir derivada por ello en más de un 50%. Por eso fue por lo que me decanté por Kung Fu Mousse de Nacho Fernández, ya que su estilo gráfico me resultó muy atractivo nada más echarle un vistazo a este comic. La presente obra fue editada por Glenat en 2010, y la encontré en uno de mis garbeos por las estanterias de los comics de la biblioteca, lo que me ha permitido disfrutar de un tebeo ante todo (y sobretodo) muy entretenido.

La historia de este comic está centrada en Wang Lu, un joven cocinero chino que viaja hasta Paris para trabajar en el restaurante de su primo Wei, que resulta ser una mera tapadera para asuntos bastante turbios. Eso llevará a Lu a poner en práctica sus amplias habilidades con las artes marciales que le enseñó su abuelo al hacerse cargo de él tras quedar huérfano. Con tan solo esa premisa el autor consigue ofrecer acción y diversión a destajo, con el único handicap de tener quizás un ritmo demasiado rápido, lo que se explica en el hecho (citado por el propio Nacho) de que en origen esta historia iba a desarrollarse en tres tomos, teniendo luego que concentrarse en tan solo uno. Eso deja con la sensación de que algunos elementos quizás hubieran necesitado un mayor desarrollo, quedándose tan solo en lo más superficial al concentrarse en una edición integral. 

Pero pese a la citada reestructuración que cambió el proyecto inicial, sin lugar a dudas Kung Fu Mousse resulta una lectura tremendamente entretenida beneficiada por el divertido apartado gráfico que le da el autor, influenciado por el manga (de hecho Nacho Fernandez fue el responsable de Dragon Fall, para muchos la mejor parodia de la muy popular serie Dragon Ball) Indicar también que esta obra vió la luz en origen en Francia por la editorial Akileos, pudiendo ver unas páginas previas (así como la portada de la edición francesa) por este enlace.
De nuevo estamos ante uno de esos casos en los que elijo un material de la biblioteca sin ningún tipo de referencia pero tan solo jugándomela a que (quizás) me pueda gustar. Ante mi (de forma usual) escueta paciencia para textos muy farragosos este Ajuar funerario de Fernando Iwasaki tiene la ventaja de ser microrelatos mayormente inquietantes, pero la pregunta sería ¿cuanto es necesario para inquietarnos?, entrando ahi el baremo de cada lector. En mi caso prefiero aquello sugerido a lo mostrado, por lo que esta obra brilla por méritos propios al ofrecerme justo eso.

Y es que con el género del miedo tengo que admitir que siempre me ha parecido bastante mejor lo sugerido que lo mostrado, porque lo primero da pie a que la imaginación se desmadre con lo que cada uno quiera, mientras que lo segundo resulta tan explícito que tan solo puedes aceptarlo (se podría hacer un simil a nivel sexual con la diferencia entre el erotismo, más sugerente, y el porno, más explícito) Eso sería en esencia lo que se puede leer en estos relatos, que a través de sus breves líneas dejan entrever lo espeluznante, dejando que el lector imagine el resto.
Si bien es cierto que me aficioné a Spider-Man a raiz del primer film de Sam Raimi, también es verdad que la etapa de JMS en la continuidad tradicional fue mi gran referencia al presente (por aquel entonces) del personaje. Al sentirme identificado con Spider-Man esperaba verlo crecer y evolucionar como hace todo el mundo y aún no estaba acostumbrado a esos reseteos editoriales con los que se vuelve de nuevo al punto de partida. Es por eso que cuando se convocó a Mefisto para salvar a la Tía May cambiando la realidad del personaje como la cambió, decidí que eso no era lo que quería leer y abandoné el barco.

¿Hice yo quizás un prejuicio equivocado? El destino me ha permitido valorarlo ahora que Panini recupera esa etapa en Marvel Saga y que el primero de ellos ha sido una reciente novedad en la biblioteca. Y para ser justos he de admitir que el contenido de este tomo me ha resultado muy entretenido, aunque analizando un poco lo planteado me ha quedado la sensación de que para continuar adelante han vuelto hacia atrás, recuperando quizás el espíritu que tenía Spider-Man en los años ochenta pero aplicado al siglo XXI. Por poner un ejemplo: si por aquel entonces la identidad del Duende era lo que calentaba la cabeza de los lectores, aquí se realiza una jugada similar, me imagino que con similares resultados, por lo que (aunque sea algo contradictorio) lo que hay aqui es una involución con lo cual si volvemos a la casilla de salida, yo por ahi ya he transitado y no necesito un innecesario remake de lo que fue aquel periodo.

Pero, ¿un momento?, ¿no he dicho yo que este tomo me había resultado muy entretenido? Es que una cosa no quita la otra, y aunque se recupere de manera más o menos afortundada el espíritu de hace tres décadas, lo que aqui comienza es una perfecta puerta de entrada para nuevos lectores pero un total retroceso para los que queriamos EVOLUCIONAR junto con este personaje. Quizás (es un pensamiento del todo personal) por eso se sacaron de la manga posteriormente ese extenso universo lleno de todo tipo de variaciones de Spider-Man, para así dejar con el consuelo de que cada uno se quedara con la que quisiese. Eso si, es justo admirar el apartado gráfico del presente tomo, con nombres como Steve McNiven, Salvador Larroca, Greg Land e incluso hasta John Romita Jr, que ayudan a realzar el conjunto.

lunes, 11 de febrero de 2019

EL TESORO DEL CISNE NEGRO, LOBEZNO: ADIOS CHINATOWN, DAREDEVIL: LUGARTENIENTE y BATMAN: YO SOY GOTHAM

Hay autores que ya me han dado tantas pruebas de lo destacados que son que me decanto por algo de ellos tan solo con ver algo nuevo suyo. Eso es lo que me ha pasado con El tesoro del Cisne Negro, obra de Guillermo Corral y Paco Roca, ya que del segundo... ¿hace falta decir más? No sabía nada de esta obra, pero que el cocreador fuera Paco Roca fue suficiente para decantarme por ella y dejarme sorprender por un relato que podía recordar por su título a las antiguas historias de aventuras, pero que circula más allá de los tópicos de dicho género.

En este caso estamos ante una adaptación de unos hechos reales, en donde se han cambiado los datos necesarios para que no haya problemas legales, ya que esa historia sucedió en 2007. La misma vendría a narrarnos la odisea legal y diplomática que tuvo lugar cuando en la citada fecha el gobierno español entabló un litigio para poder recuperar el tesoro multimillonario que una empresa había encontrado en un barco hundido cerca de Gibraltar, y que se tenía la duda de que podría ser español.

Hay que destacar que esta historia consigue ser tremendamente amena y entretenida al entrelazar con acierto diferentes géneros como pueden ser el documental, el thriller judicial, las intrigas y los chanchullos políticos e incluso algo de romance (si bien este último resulta muy secundario, sin margen para desarrollarse del todo) A todo ello se une un también evidente homenaje a las obras clásicas de Emilio Salgari o Julio Verne, los comics de Hergé con Tintin o los míticos documentales submarinos del capitan Cousteau que marcaron a más de una generación. Esta obra es el debut como guionista de comic de Guillermo Corral, si bien tiene un amplio y extenso curriculum (también novelista, fotógrafo y diplomático), el cual sin duda le habrá ido bien a la hora de cimentar todo este destacado relato, y que Paco Roca nos ilustra con su maestría a la hora de dibujar, aunque en esta ocasión sea un guión ajeno.
Como me quedaba tan solo este tomo, con la lectura de Adios Chinatown finalizo toda la etapa de Jason Aaron a cargo de Lobezno en solitario, que aqui se despide de San Francisco (ya que tras los sucesos de los anteriores tomos esto derivó en la serie Lobezno y la Patrulla-X con el canadiense ejerciendo de maestro, hecho que en un principio no me acababa de cuadrar, siendo coherente ahora viendo los acontecimientos previos) Se trata este primer arco argumental de una historia entretenida que por momentos parece recuperar el espíritu del John Carpenter de Golpe en la pequeña China.

Tras la misma nuestro héroe vuelve a Japón y su serie a renumerarse, pero en esta caso para celebrar su número 300 (contando todos los comics hasta ese momento) A lo largo de sus cuatro números, Lobezno se volverá a encontrar con viejos amigos y enemigos en un pais que ha sido de vital importancia a lo largo de su trayectoria. Por su parte Jason Aaron se despide desde el 304, que cierra este tomo, donde reune a los dibujantes que le acompañaron en esta etapa.
Aunque ya lo leí en su día (me recordé en cuanto empecé a leerlo) decidí repetir con el tomo de Marvel Saga de Daredevil titulado Lugarteniente, que marcó el comienzo de la etapa de Brian Michael Bendis y Alex Maleev a cargo de este personaje, heredando detalles previos como el hecho de que Kingpin esté ciego. En una historia narrada de manera descompresiva (es decir, con saltos temporales entre cada una de las acciones del argumento que se nos van mostrando) el villano en este caso sería Samuel Silke, el hijo de un colega de Fisk y que consigue maquinar un complot, en el que también se ve inmerso Richard Fisk, el hijo de Kingpin, para derrocar al mencionado Rey del Crimen de manera similar a como se acabó con la vida de Julio César.

Con tan sencilla premisa se entrelazan diferentes momentos, todos ellos de vital importancia a medida que se van relacionando entre si, destacando por ejemplo cuando Vanessa Fisk decide empezar a tomar cartas en el asunto. Con el estilo habitual de Bendis (que en aquel entonces, año 2001, era más bien novedoso) sobresale de este volumen el número 28, uno mudo que se ve complementado con otro igual en la colección que tenía por aquel entonces Elektra, y en donde se demuestra un notable resultado sin ningún tipo de diálogo, gracias al estilo gráfico de Alex Maleev, que se posiciona como uno de los mejores dibujantes que se ha encargado de Daredevil a lo largo de su historia, sabiendo plasmar con bastante acierto las andanzas de este personaje en una etapa que marcó época.
Los superhéroes en general han tenido tantos vaivenes en sus vidas que con ellos uno ya asume cualquier cosa, pero pese a que por estas palabras pueda dar a entender que no me ha gustado este comic de Batman titulado Yo soy Gotham, la verdad es que sin ninguna pretensión de ser una genialidad si que me ha concedido un buen y agradable entretenimiento. Al igual que con el primer comic reseñado en este post, en este caso tan solo sabía que era algo de Batman, pero sin ninguna referencia previa de lo que me iba a encontrar más allá de su enésima aventura.

De tantos reinicios que ha tenido el Caballero Oscuro, en este caso sería el que llevó por título Renacimiento, si bien tiene "truco" porque en si todo continúa según lo dejó el guionista previo (Scott Snyder) Tras un breve prólogo en el que vemos como mientras Batman se enfrenta con el Hombre Calendario, su alter-ego Bruce Wayne recupera por enésima vez su fortuna, en el presente tomo se recopilan los seis primeros números de este reinicio donde se presentan dos nuevos personajes: los superhéroes Gotham y Gotham Girl con capacidades similares a las de Superman. Cabe indicar lo espectacular de como se dejan ver estos nuevos personajes por primera vez, logrando salvar a Batman de una situación comprometida y admitiendo que ha sido el modelo a seguir por ellos dos. Pero suspicaz como es el Caballero Oscuro, poco a poco iremos sabiendo más de esta nueva pareja de superhéroes, lo cual será esencial para Batman en el momento en que este dúo deje de ser tan amigable como en un inicio (aunque todo tendrá su justificación)

Pese a que todo reinicio y/o renumeración en los comics de superhéroes da a entender que se establece un puente para que se sumen nuevos lectores, en esta ocasión creo que resulta evidente que hay que tener algún tipo de noción previa de como estan las cosas porque sino en algunos detalles los neófitos se pueden perder (como he indicado antes esto no comienza de nuevo, sino que prosigue lo previo) Pero aceptándola tan solo como una aventura más del personaje, el resultado deviene entretenido, ayudada por un apartado gráfico correcto que sabe plasmar lo espectacular de algunas de las situaciones, como por ejemplo el estreno de Gotham y Gotham Girl en el primer número.